Náufragos del destino

Compartir

EN PORTADA. Esther Vázquez 04.03.2014

La política de control de fronteras y de inmigración sigue en manos de cada uno de los países miembros de la Unión Europea. Aunque las leyes son parecidas, en algunos países son más restrictivas que en otros. Italia es el ejemplo de uno de los países con leyes más duras para la inmigración irregular, donde es considerada un delito. A pesar de ello, cada vez se repiten más tragedias como la del pasado mes de octubre, cuando más de 350 personas perecieron en un naufragio intentando llegar a la isla italiana de Lampedusa.

Tragedias que afectan a personas de las que solo sabemos que han tenido que soportar muchos sufrimientos para tomar la decisión de cruzar el mar en busca de un destino. Gente que huye de la miseria y los conflictos de sus países, personas de las que ni siquiera se conocen sus nombres y que cuando mueren se les identifica tan solo con un número.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.