Comunicado de Prensa a Mitad de la Ruta

Movimiento Migrante Mesoamericano

Comunicado de Prensa a Mitad de la Ruta
Caravana de Madres Centroamericanas “Puentes de Esperanza”
ITALIA- MEXICO – NICARAGUA –EL SALVADOR – HONDURAS – GUATEMALA
Noviembre 20 a Diciembre 7 de 2014

México, Distrito Federal a 28 de noviembre de 2014.- La décima Caravana de las Madres Centroamericanas inició en Tenosiqe, Tabasco el día 20 de noviembre, fecha histórica de nuestra Revolución Mexicana y jornada de movilización nacional por los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, causa con la que nos une el común denominador de las dolorosas desapariciones sin respuesta.

En Italia, el día 23 también dio inicio la Caravana Italiana para los Derechos de los Migrantes, para la Dignidad y la Justicia, que partió de la isla de Lampedusa y transita, en apoyo a la caravana mexicana, rumbo a la frontera con Europa. Tenemos con nosotros a un representante de la caravana italiana, Don Nino Cuaresima, y en Italia se encuentran dos representantes de nuestro grupo. Esta iniciativa parte de asociaciones italianas que luchan en diferentes temas pero que piensan que los problemas globales requieren respuestas sociales de la misma magnitud y con quienes nos enlazaremos electrónicamente para intercambiar experiencias y saludos.

Son 43 las personas que componen la Caravana, madres, padres, y hermanos de Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala. La mayoría son las madres, quienes sin tomar en cuenta riesgos ni cansancios, han recorrido hasta la fecha las localidades de Tenosique, Palenque, Villahermosa, Estación Chontalpa, Coatzacoalcos, Acayucan, Córdoba, La Patrona, Apizaco, Bojay, San Sebastián Tenochtitlán, San Luis Potosí, Guadalajara, Celaya y hoy para en la Ciudad Capital. En cada una de estas paradas, nos han brindado acogida y soporte y solidaridad las organizaciones defensoras de los derechos humanos de las personas migrantes de cada localidad. Sin ellos no fuera posible un recorrido de esta magnitud. Son más de 100 los grupos, organizaciones civiles, asociaciones albergues y personas que se acercan a extender una mano amiga y fraternal.

Cada momento de esta primera mitad del recorrido ha sido intenso, en cada parada, las madres han podido platicar con muchos de los migrantes que ahora mismo recorren México rumbo a la frontera norte. Han conocido de primera mano los dramas que viven las personas migrantes en su tránsito por México, como cuando un grupo de jóvenes hondureños, guatemaltecos y salvadoreños, narraron a las madres la traumática experiencia de haber sido objeto, unas horas antes, de un intento de secuestro a mano armada, por parte de un grupo resumiblemente de los sanguinarios zetas que controlan esa zona. Aún nerviosos y sobresaltados, los jóvenes recibieron el consuelo y consejo de las madres, mientras contaban los detalles de la trampa a la que fueron llevados por un salvadoreño que se había ofrecido a guiarlos en su viaje sobre “La Bestia”, y de la que se lograron salvar gracias a la llamada que uno de ellos logró hacer a la policía.

También intensas son las emociones que atrapan a la caravana entera cuando el nombre de uno de los buscados aparece en la base de datos de algún albergue, y les dice que uno de sus hijos, en una fecha determinada, estaba vivo, comió y durmió y recuperó fuerzas en ese lugar, y proporciona más pistas para continuar buscando. Pero ninguna emoción se compara con las que se viven en los encuentros exitosos como el del 22 de noviembre, en el zócalo de la ciudad de Coatzacoalcos, cuando la señora Leonila Guerra pudo abrazar su hermano Oswaldo después de 17 años de lejanía. O el que se dio entre una de las madres y su hijo, que después de 17 años lograron reencontrarse en Hidalgo, gracias a la iniciativa de varias personas humildes del pueblo de San Sebastián Tenochtitlán, que tendiendo puentes de esperanza, contactaron al Movimiento Migrante Mesoamericano a principios de este año logrando iniciar las gestiones de investigación y búsqueda que finalmente dio con la ubicación de la madre del hondureño, y logró reunirlos. El dolor y la alegría se combinan en el andar de la Caravana, que resulta un testimonio claro de lo que se vive en la migración en tránsito por México: sufrimiento extremo pero también la esperanza y la fuerza de los pueblos en movimiento que transforma al mundo y que nopodrá ser reprimida por mas fronteras, bardas, drones, agentes, criminales, y todo un poderoso sistema en su contra que pretenda detenerlos.

Las madres y familiares que participan en la Caravana de Madres Centroamericanas en búsqueda de sus hijos, hace ya 10 años que denuncian las violencias que padecen los migrantes en este territorio minado que es México, convertido en una gigantesca fosa clandestina para quienes huyen en una migración forzada por la violencia estructural extrema -económica, política y social que expulsa de sus tierras a hombres, mujeres y niños por igual, cuando no pueden soportar las condiciones que obligan a la gente a no luchar más por derechos y calidades de vida porque ahora tienen que luchar por la vida misma.

La sentencia final del Tribunal Permanente de los pueblos, (Ciudad de México, 12-15 de noviembre) se dictaminó lo siguiente: “México se ha convertido en un país de frontera en la que miles de migrantes, centroamericanos especialmente, son convertidos en mercancía, extorsionados por redes de criminalidad o agentes del Estado. En un territorio peligroso donde se desprecian sus derechos, y donde sus vidas pasan a manos de redes de un tráfico de personas, a tal escala que no puede darse sin la colaboración de agentes del Estado y autoridades de diferentes territorios. El Tribunal ha constatado dicha situación a través de cientos de testimonios de los albergues de migrantes, sacerdotes y personas voluntarias que trabajan con ellos y sufren también las situaciones de amenaza para su trabajo y sus vidas. Mientras el Estado dice no saber, o atribuir la responsabilidad de todo ello a las circunstancias, las organizaciones que trabajan con migrantes han documentado de forma muy clara y a veces dramática su situación. Si hay un territorio en el que los derechos hayan sido abolidos en México, ese es el territorio de las rutas de migración que atraviesan el país de Sur a Norte. El Estado no ha escuchado siquiera a estas víctimas y testigos, ni mucho menos ha puesto en marcha políticas de prevención de la tortura, de atención a los migrantes o de protección de los territorios, ni parece haber escuchado las propuestas y demandas de quienes conocen de cerca dicha problemática.”

Decenas de miles de migrantes centroamericanos, han desaparecido en México a partir del 2006 y con mayor intensidad a partir del 2010 y la tragedia continua escalando. Sin estadísticas oficiales las estimaciones académicas nos arrojan datos de un mínimo de secuestros y desapariciones que van de un piso de 70,000 y hasta un máximo de 150,000 de muertos y/o desaparecidos que la caravana rastrea en reclusorios, hospitales, albergues, y en las diversas rutas que utilizan los migrantes en su tránsito al norte, con la intención de dar con la verdad y el destino de miles de migrantes centroamericanos, en tránsito por México, quienes nunca llegaron a su destino y que sus familias buscan afanosamente, además de denunciar la impunidad, denunciar a las autoridades y al crimen organizado que han convertido a los migrantes en una gran negocio de ganancias incalculables.

El Movimiento Migrante Mesoamericano y los participantes en la caravana reconocen la presencia permanente de personal de la Quinta Visitaduria de la CNDH, de funcionarios del Instituto Nacional de Migración y de las fuerzas de seguridad de las diferentes corporaciones de todos los niveles y están garantizando el transito seguro. Agradecemos a los medios de comunicación que siempre nos acompañan y dan a conocer los trabajos de la caravana y las causas que la motivan. Su presencia asegura la visibilidad, la presión a la autoridad, no dejar que la situación de migrante en tránsito por México quede cubierta por las cenizas de nuestras grandes tragedias nacionales y son de gran apoyo en la localización de las personas buscadas por sus familias en esta caravana de denuncia y de búsqueda de sus hijos de los que tuvieron noticia por última vez desde algún lugar nuestra patria.

#PorelDerechoala Verdad   #Nosduelentodos    #PuentesdeEsperanza
Contactos: Marta Sánchez Soler (+52) 555 435 2637 Rubén Figueroa (+52)554 505 6658
Contacto en Italia: José Jacques (+52) 554 346 1368
movimientomigrantemesoamericano
@mmmesoamericano
www.movimientomigrantemesoamericano.org

“He sido pegada, pegada, pegada”

Madrid 21 NOV 2014

Nació niña ‘dalit’ en una familia hindú en India. Como mujer e ‘intocable’ su destino eran los golpes y los abusos. No pudo evitarlos. Hoy, es defensora de los derechos de las mujeres

Nació niña dalit en una familia hindú en India. Como mujer e intocable —grupo llamado así al ser considerados sucios para el contacto físico— estaba destinada a los golpes, los abusos, el analfabetismo y los trabajos más degradantes. Durante años, Manjula Pradeep sufrió algunas de estas discriminaciones. “Fui asaltada cuando era pequeña, era muy temprano en la mañana; también en el autobús cuando iba al colegio. Esa vez conseguí escapar… Me han atacado muchas veces. He sido víctima de agresiones sexuales, incluso en el colegio un profesor abusó de mí. Y mi padre me pagaba”, relata con calma en una sala de La Casa Encendida, en Madrid, donde impartió una conferencia sobre violencia de género en su país auspiciada por la Asociación de Mujeres de Guatemala. Choca su puño derecho contra la palma abierta de su izquierda: “Pegada, pegada, pegada”.

“Las mujeres tienen que seguir las tradiciones de su casta y religión”. Pero la peor discriminación no es por el estatus social o por las creencias, dice. “Es la de género”. Las niñas no reciben la misma comida que los varones, no tienen posibilidad de ir a la escuela, están obligadas a hacer el trabajo de la casa, no se les permite salir del pueblo y tienen restricciones en la vestimenta, explica. “Los pantalones están prohibidos”, ríe. Ella, enfundada en unos vaqueros, reconoce que no le gusta el saree que debería llevar. “Son cinco metros de tela que te tienes que enrollar y te limita los movimientos. No puedes correr”, explica aumentando el volumen de la risotada. “Yo soy rebelde. Llevo lo que quiero”.

Noticia completa.

Ruta Pacífica de las Mujeres ganadora del Premio Nacional de Paz 2014

Premio nacional de la paz

RUTA PACÍFICA DE LAS MUJERES.

Comunicado de prensa No. 16 – 2014

Bogotá, 18 de noviembre de 2014.

Queremos expresar nuestra felicidad y agradecimiento por el Premio Nacional de Paz versión 2014, agradecemos a las organizaciones que son parte, a las organizaciones aliadas y las organizaciones internacionales que nos han apoyado.

Este es el reconocimiento a 18 años de trabajo incansable por la salida negociada del conflicto armado. Es significante, porque este Premio se nos otorga en medio de avances sin precedentes en el país, en el proceso de diálogo y de paz desarrollado en La Habana; porque se reconoce el sujeto colectivo de las mujeres, su protagonismo en la causa de la paz y porque hace un año entregamos al país una Comisión de la Verdad de las mujeres víctimas del conflicto armado.

Este es el mejor homenaje a las mujeres víctimas y sobrevivientes que han hablado a través de su verdad, de los graves daños que ha ocasionado el conflicto armado en sus vidas, pero también de sus aportes, nos hablan de que no se quedaron sumidas en la victimización, que fueron capaces de reconstruirse, reconstruir la vida de muchos otros, la familia, amigos, comunidades y esbozan su concepción de la reparación que quisieran tener, en donde una de sus mayores aspiraciones es que se termine la guerra, convencidas que mientras ésta permanezca se constituye en una amenaza permanente y latente, como una epidemia contra su vida y las de sus seres queridos.

Hoy, como en el año 1997 la Ruta reitera “la paz no se vende ni se mercadea como mensaje publicitario, ella se teje por años, la paciencia y la compasión son parte esencial de ella y sólo es posible lograrla en un ejercicio cotidiano y empecinado.
La Ruta Pacífica de las Mujeres ofrece este premio, su acumulado, sus capacidades, conocimientos y organizaciones al servicio de la construcción de la paz, con una Comisión de la Verdad que contiene el país en el que las mujeres aspiramos a vivir, tener y construir; y con una Agenda de paz que pone el acento en la urgente necesidad de desmilitarizar el país y desmilitarizar la paz.
Las mujeres decimos es el tiempo de parar la guerra. ¡El tiempo es ahora!

¡Ni guerra que nos mate ni paz que nos oprima!

Un canto para persistir. Manual para protección de defensores y defensoras de derechos humanos.

UN_CANTO_FINALEsta publicación es de carácter cultural, pedagógico y la distribución es gratuita.
Se puede fotocopiar y reproducir, citando la fuente.
Bogotá, febrero de 2010.

Programa Somos Defensores integrado por: Asociación MINGA, Benposta Nación de Muchachos Colombia, Centro de Investigación y Estudios Populares CINEP, Comisión Colombiana de Juristas CCJ.

Este Manual es Un canto para persistir…, para exaltar la vida, la justicia, la democracia, el territorio, la solidaridad, el derecho a cambiar el mundo. Para renovar lo que saben los defensores y defensoras colombianos, para acompañarlos en su lucha de exigibilidad… ¡cantamos para recordarle a aquellas personas que defienden, protegen, denuncian y divulgan los derechos humanos, que deben ser fuertes por fuera y dulces por dentro, porque la vida con sus diversos tonos es más extraordinaria que la muerte!

Para inspirar a otras mujeres y otros hombres a perdurar en una acción legal y legítima, esta ruta que habla de nuestra experiencia y de cosas nuevas aprendidas en cinco regiones de Colombia, este canto. ¡Para cambiar la historia… persistimos y por ello queremos dejar las huellas de un camino recorrido, a partir del cual otros y otras puedan avanzar!

Nuevo Manual de Protección para los Defensores de Derechos Humanos

Protection International, Unidad de Investigación y Formación
Investigación y texto de Enrique Eguren Fernández y Marie Caraj
Protection International, 2009. 230 páginas

 

El propósito de este manual es ofrecer a las y los defensores de derechos humanos una serie de nociones y herramientas útiles que les ayuden a mejorar su comprensión de los temas de protección y seguridad. Pensado como herramienta para los cursos de formación en el tema de seguridad y protección, se espera que les ayude a evaluar los riesgos que corren y a establecer reglas y medidas de seguridad adecuadas a las situaciones concretas que les toca vivir.

Esta publicación es el producto de más de 25 años de experiencia de las personas que colaboramos con Protection International (PI), tanto en el área de los derechos humanos y el derecho humanitario como en la protección de las y los defensores y otros grupos vulnerables. Esta experiencia arrancó con nuestro trabajo en la estructura y los proyectos de Brigadas de Paz Internacionales (Peace Brigades International, PBI). Además, hemos disfrutado de la oportunidad de aprender de, y de compartir experiencias y conocimientos con cientos de defensoras y defensores en los lugares donde trabajaban, en talleres, en reuniones y foros sobre seguridad. Casi todo el contenido del manual ha sido puesto en práctica, ya sea aplicándolo en la protección de personas que se dedican a la defensa de los derechos humanos o bien usándolo en cursos de formación. Este manual es el fruto de todos estos intercambios, por lo que queremos dar nuestro más cariñoso agradecimiento a todas estas personas, por todo lo que nos han aportado.

Este manual es una pequeña aportación a un objetivo que compartimos muchas organizaciones diferentes: el de preservar el valiosísimo trabajo que están haciendo quienes se dedican a la defensa de los derechos humanos. Son estas personas las principales partes interesadas en este manual además de sus protagonistas indiscutibles.

Descarga del Manual.