El camino sin fin: huellas de mujeres en la frontera sur

Informe de la misión de observación de derechos humanos. Melilla, 4-11 julio 2014.

Informe-Melilla-castLas críticas de las mujeres negras a la historia no sólo señalan ‘ausencias’; también nos indigna cómo se nos ha hecho visibles, cuando elegían vernos” Hazel V. Carby

Las personas huyen de la violencia y son devueltas a ella. Son personas refugiadas y son personas inmigrantes que muchas veces se convierten también en perseguidas por los propios Estados que debieran protegerlas. El contexto es cada vez más duro y las violencias,  recurrentes. Nos toca conocerlas y combatirlas”. Vivir sin Miedo. CEAR-Euskadi.
Melilla es una “especie de Europa en miniatura. Y sus diez kilómetros de rejas, cámaras, uniformes de campaña, cables de acero, torretas y alambre de espino, la metáfora perfecta de las políticas de Bruselas: obsesionados, blindados, derrochadores y civilizados. Barreras inteligentes, teleobjetivos, líquidos irritantes, focos y balas de goma dificultan la travesía de los clandestinos y permiten la rápida intervención de la policía española para expulsarlos al otro lado de la alambrada. Todo ello responde a los temores de un continente alarmado por una invasión que no existe”. Gabriele del Grande.

Vulneraciones de Derechos Humanos en la frontera sur–Melilla.

Informe de la Comisión de Observación de Derechos Humanos (CODH). Julio de 2014
  • Campaña Estatal por el Cierre de los CIE (Centro de Internamiento para Extranjeros)
  • Coordinadora Estatal para la Prevención de la Tortura
  • Grupo de Acción Comunitaria
  • Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos (OSPDH) de la Universidad de Barcelona

CODH-MelillaDDHHEn el marco de las “II Jornadas de Frontera Sur, Melilla y DDHH” organizadas por Asociación Pro Derechos De La Infancia (PRODEIN), una Comisión de observadoras y observadores de derechos humanos formada por integrantes de la Campaña Estatal por el Cierre de los CIE, de la Coordinadora Estatal para la Prevención y Denuncia de la Tortura, del Grupo de Acción Comunitaria y del Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona, en adelante la CODH, realizó una visita de observación de derechos humanos en Melilla durante la primera semana de julio de 2014.
A raíz de dicha visita se ha elaborado el presente Informe, que pretende sistematizar lo observado con respecto a vulneraciones de derechos, así como denunciar las graves violaciones de derechos humanos que se producen en la Ciudad Autónoma de Melilla y proponer estrategias jurídicas y políticas que las impidan.
Este informe se ciñe a las observaciones realizadas los días 4 al 6 de julio, contextualizado la información respecto la evolución de la problemática en los últimos meses. Sin embargo, queremos remarcar que lo que se denuncia no son situaciones puntuales o excepcionales, sino que son norma y práctica común en el ciclo de represión de personas y violación de derechos que se produce sistemáticamente en la Frontera Sur, paradójicamente amparado por la aplicación de las políticas de extranjería y control de fronteras de la Unión Europea, con la colaboración de los países vecinos.

Informe completo.

¿Cuál es el delito? Informe de la Campaña por el cierre de los centros de internamiento: el caso de Zapadores.

ZapadoresLos centros de internamiento para extranjeros (CIE) son instalaciones donde el Estado español encierra a personas a la espera de ser expulsadas por carecer de permiso de residencia aunque no hayan cometido ningún delito. La falta administrativa en la que han incurrido -en contra de su voluntad- es equivalente al impago de una multa de tráfico. A nacionales se les sanciona con un recargo, a inmigrantes se les priva de libertad y de muchos otros derechos fundamentales; los principales, los derechos a la dignidad y a la integridad física. El pasado año, un total de 26 personas recluidas en el CIE de Zapadores (Valencia) manifestaron a integrantes de la Campaña por el Cierre de los CIE haber sufrido violencia por parte de algunos policías.
[…]
La reclusión en un CIE es un eslabón de la cadena de acciones represivas que los Estados desarrollados aplican contra la población migrante que no resulta útil al mercado de trabajo: blindaje de las fronteras propias y de terceros países empobrecidos a cambio de “cooperación al desarrollo”; ausencia de derechos para quienes no disponen de permiso de trabajo o residencia; detenciones masivas en función de criterios racistas; encierro en los CIE y expulsiones al país de origen o a cualquiera que los acepte sin importar lo que dejan ni lo que les aguarda. La legislación vigente ampara el internamiento de personas indocumentadas, pero a la luz del Derecho Internacional de los Derechos Humanos es una práctica ilegal por ser discriminatoria y desproporcionada. De hecho, organismos internacionales como la ONU y el Comisionado de Derechos Humanos del Consejo de Europa han rechazado que se vulnere el derecho a la libertad de las personas en función de su situación de inmigración o de no nacional. Incluso instituciones españolas, como el Defensor del Pueblo y la Fiscalía del Estado, han criticado el funcionamiento de los CIE. El Gobierno anunció a mediados del pasado año que no se detendría a los extranjeros indocumentados que puedan acreditar su identidad y un domicilio, y que sólo   ingresarían en los CIE las personas con antecedentes penales o policiales. Sin embargo, en la Campaña hemos seguido conociendo y denunciando casos de personas capturadas en plena calle por sus rasgos físicos, recluidas en Zapadores y deportadas sin que tuvieran ninguna causa pendiente con la justicia, truncando sus  proyectos de vida en nuestro país, dejando a sus familias, amigos, trabajos…

Defender Derechos Humanos en las Américas: Necesario, legítimo y peligroso.

Defender los derechos humanos en América Latina puede costarte la muerte. © LLUIS GENE/AFP/Getty Images

Activistas, abogados y abogadas, periodistas, líderes comunitarios y sindicalistas: todos los defensores y defensoras de los derechos humanos que ponen su vida y su libertad en peligro luchando por los derechos humanos, siguen sufriendo intimidación, acoso y violencia en América Latina y el Caribe.

Así lo ha manifestado Amnistía Internacional en un nuevo informe publicado hoy y titulado Defender Derechos Humanos: Necesario, Legítimo y Peligroso. Se presenta el Día de los Defensores y las Defensoras de los Derechos Humanos y ofrece una perspectiva general de la situación de quienes defienden derechos humanos en la región. El informe se centra principalmente en más de 200 casos de ataques y abusos sobre los que Amnistía Internacional ha actuado durante los dos últimos años.

La trágica realidad es que muchas de las personas que defienden los derechos humanos en América Latina y el Caribe sufren persecución y ataques constantes como represalia por su trabajo. En diversos países hemos observado un incremento, inquietante y vergonzoso, del nivel de violencia y represión que padecen estas personas sólo por defender los derechos humanos y la justicia”, ha manifestado Erika Guevara Rosas, directora del Programa para América de Amnistía Internacional.

Noticia completa.

Informe completo.