Estados Unidos fracasa en responder al cambio en los patrones de migración y a la urgente situación humanitaria en la frontera.

Compartir
Nuevo informe de WOLA sobre el Valle del Río Grande en Texas.

WOLA Report_South Texas BorderWashington, D.C.— Con el Congreso de los Estados Unidos debatiendo el proyecto de ley de financiación del Departamento de Seguridad Interna, el tema de la seguridad fronteriza ha tomado mucha atención. Pero mientras que algunos en Washington discuten sobre una “crisis” indefinida en la frontera, la realidad es que se está desarrollando una situación menos conocida pero más sombría a lo largo de un tramo de 150 millas de la frontera entre los Estados Unidos y México, en la región del Valle del Río Grande de Texas.

Hoy WOLA publica un nuevo informe titulado, On the Front Line: Border Security, Migration, and Humanitarian Concerns in South Texas (En la primera línea: seguridad fronteriza, migración y preocupaciones humanitarias en el sur de Texas), el cual ilustra gráficamente los obstáculos que enfrentan los migrantes y los funcionarios de aplicación de la ley y seguridad fronteriza que se encuentran en esta franja de tierras áridas.

Para los migrantes, la densa vegetación y el sol incesante del Valle del Río Grande representa un gran riesgo para su seguridad. Esta región ahora registra el mayor número de migrantes que mueren de deshidratación y sobre exposición, por lo que el área se ha vuelto la más letal entre los nueve sectores en los que la Patrulla Fronteriza divide la frontera entre los Estados Unidos y México. Este es un cambio respecto a años anteriores, cuando el sector de Tucson en Arizona registraba el máximo número de muertes de migrantes.

Noticia completa.

Informe completo (eng).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.