Pongámonos las pilas! Reflexiones y acciones concretas para asegurar la información en nuestras organizaciones.

Pongámonos las pilas!Fundación Acceso, (2008)

Resumen: Este trabajo es producto del constante diálogo con actores sociales de la región Centroaméricana. Busca partir de lo cotidiano, desde el entendimiento de los peligros sobre el manejo de la información y los desafíos que implica la seguridad de la información, hasta prácticas que buquen asegurar la misma dentro de nuestras organizaciones. Se pretende con este folleto busca distanciarse de los enfoques más teóricos que se presentan de manera abstracta, desligada de nuestro acontecer.

Descargar documento pdf en español

Mujeres en territorios urbanos de inseguridad.

mujeresenterritorios_de_inseguridadCorporación Humanas, Bogotá Junio de 2013.

Desde 2011 la Corporación Humanas viene recogiendo información en las ciudades de Barranquilla, Cartagena y San Marta y en la localidad de Kennedy de Bogotá, para comprender mejor cómo las dinámicas de la violencia urbana afectan la vida de las mujeres y si estas dinámicas tienen relación con las transformaciones que en los últimos años ha tenido el conflicto armado en Colombia. […]

El material de este libro está organizado en tres partes. En la primera se presenta información sobre la incidencia de la violencia en las áreas urbanas en cuestión. En la segunda se relacionan los factores de inseguridad que se identificaron durante la investigación y se propone como cierre en la tercera parte una cartografía de la inseguridad a partir de la cual se muestra la compartimentación que los actores generadores de inseguridad hacen de las ciudades. […]

Ver/Descargar

Manual de protección para comunidades rurales y defensores de derechos humanos.

El extractivismo es una forma de organizar la economía basada en la explotación de los bienes naturales que lleva a una reprimarización de las economías. Es un retorno a la explotación de materias primas como sustento de la economía nacional. Implica la reorganización de la política, las leyes, la cultura y hasta los imaginarios sociales (la forma como nos vemos y vemos a los demás) de tal manera que estos cambios terminan por favorecer a las actividades extractivas. El extractivismo en América Latina se ve reflejado en un incremento de la explotación de los bienes mineroenergéticos y las agroindustrias. Los gobiernos de la región que profesan el neoliberalismo, se apoyan en gran parte sobre la lógica extractivista para beneficiar a su pequeña élite y en detrimento de las condiciones de vida de las mayorías. Sin embargo, aunque parezca sorprendente, los llamados gobiernos progresistas de Bolivia, Ecuador y Venezuela también han construido sus economías nacionales alrededor de la lógica extractiva, con el fin de incrementar sus recursos públicos para la inversión social.

El modelo económico del extractivismo tiene graves implicaciones para las comunidades que habitan en las zonas donde se desarrolla, como también sobre el ambiente que es transformado y destruido en los procesos de exploración y explotación.

Nos oponemos a la minería en nuestro territorio. La minería ancestral no existe para nosotros. Aprendimos hacer minería de los españoles, pero no era nuestra tradición, ni para acumular, ni para la riqueza. El oro y el petróleo no son riquezas, son la sangre de la madre tierra, es la vida que corre. Es parte de un sistema respiratorio y nuestros mayores defendían esos espacios. Hay espíritus por debajo de la tierra que la defienden. Ahora por la actividad minera, la vida está en peligro de extinción. El agua tiene vida, la piedra tiene vida, la madre tierra nos habla, pero no la escuchamos.
Palabras del pueblo Misak durante la escuela para la defensa del territorio Adelinda Goméz

Ver/Descargar.

Lista de materiales y recursos para las defensoras de los derechos humanos

Coalición Internacional de Defensoras de Derechos Humanos de las Mujeres.

WHRD_materiales_recursos_spEsta compilación de recursos para las defensoras de los derechos humanos en peligro es el resultado de un esfuerzo de investigación que partía de la Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo (AWID por sus siglas en inglés) en colaboración con el grupo de trabajo para respuestas urgentes de la Coalición Internacional de Defensoras de Derechos Humanos.

La compilación pretende ser una herramienta de referencia para las defensoras de los derechos humanos, acercándoles los recursos existentes que podrían servirles de utilidad para su trabajo y para personas en peligro. La compilación comprende materiales de investigación existentes en materia de seguridad y de protección de las defensoras, recursos que pueden consultar las activistas relacionados con su bienestar y cuidados personales, manuales sobre la manera de realizar la documentación y el seguimiento de violaciones a los derechos de las mujeres, así como el modo de proceder durante la observación de procesos judiciales. También incluye manuales sobre los derechos y los mecanismos que existen para defensoras de derechos humanos en peligro y materiales que tratan temas específicos de especial relevancia para ellas, como la orientación sexual, los fundamentalismos religiosos y los conflictos.

Ver/Descargar.

Los nuevos refugiados de Centroamérica

Revista FAL, Sonja Wolf, 3 septiembre, 2015

Animal PolíticoLos países del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras) dejaron atrás la violencia política que los azotó hasta principios de la década de 1990 y que resultó en miles de muertos, desaparecidos y desplazados. Pese a que se emprendió la construcción de democracias formales, el paso del tiempo evidenció que las élites no estaban dispuestas a respaldar las reformas institucionales y estructurales necesarias para consolidarlas. La celebración de elecciones competitivas no logra ocultar la persistencia de problemas históricos como la pobreza y la desigualdad, exacerbados por políticas económicas neoliberales; la inestabilidad política, agudizada en Honduras con el golpe de Estado de 2009; las instituciones frágiles y corruptas que no tienen pleno control territorial y un sistema de justicia cuyas deficiencias provocan niveles de impunidad muy elevados.

El crimen y la violencia, que desde hace 2 décadas constituyen la mayor preocupación de la población, afectan sobre todo a los sectores populares. Si bien es cierto que se cometen diversos delitos, destacan entre ellos los homicidios y las extorsiones. Prueba de ello es      que las muertes violentas han alcanzado niveles alarmantes, especialmente en Honduras y en El Salvador, como se muestra en la gráfica 1. Las víctimas son en su mayoría hombres jóvenes de zonas marginales que son asesinados con armas de fuego. Por otra parte, la llamada “renta”, que antes se componía de colaboraciones monetarias a pequeña escala, evolucionó al cobro sistemático y de cuantiosas sumas de dinero. Los blancos son amplios y variados: abarcan desde el transporte colectivo, hasta comerciantes, vendedores ambulantes, restaurantes y bares. La magnitud de este negocio, supuestamente millonario, se desconoce porque muchas víctimas no interponen denuncias por miedo a sufrir represalias. Tanto los homicidios como las extorsiones son asociados con el Barrio 18 y la Mara Salvatrucha (MS-13), las principales pandillas callejeras (llamadas “maras” en el argot local).

Noticia completa.