Tráfico y prostitución. Experiencias de mujeres africanas.

Compartir
Portada traficoEl paso, la llegada, la partida de las aves migradoras, son sucesos espectaculares que impresionan a todos: al niño, al muchacho y al hombre, al lego y al entendido. Preocupan al cazador. Inspiran al poeta. Excitan al curioso.Ya desde tiempos antiguos atrajeron la atención del mago, del sacerdote, del oráculo.
 
El ave viajera personifica la aventura y la lucha contra los elementos.Nos inspira envidia y admiración. Asociamos la llegada del ave con la alegre primavera. Su desaparición, con el otoño melancólico que anuncia el invierno desabrido. Periódicamente bandas de aves en perfecta formación rasgan los cielos de horizonte a horizonte, como pulso de la naturaleza, como tic tac del cósmico reloj.
Francisco Bernis.Migración en aves: Tratado teórico y práctico
“Hablamos de mujeres extranjeras traficadas, hablamos de portuguesas; de latinoamericanas: argentinas, colombianas, brasileñas y dominicanas; de africanas: guineanas y nigerianas. Todo este mundo se mantiene con mujeres extranjeras. Y yo me pregunto ¿cómo se puede introducir en un país tantas mujeres de otro país… por ejemplo, entran dos, tres, cuatro, cinco sin trámites de documentación… entrando cada vez más? ¿cómo podemos ver que se hace esto sin que pensemos que hay corrupción?…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.