13 historias para entender la huida de los refugiados en cuatro continentes

Compartir

Sus vidas podrían medirse en kilómetros. A cada uno de ellos le acompaña en los talones el peso de un viaje, una huida. Por motivos diferentes, en países de salida y destino diferentes, con finales diferentes. Todos son refugiados.

Amina escapó a Líbano para no separarse demasiado de su Siria natal. Louis inició un larguísimo viaje a España al ver que en Camerún, su país, quemaron vivo a su novio delante de sus propios ojos, y que él podía ser el siguiente. Juan María lleva siete años pendiente de que el Gobierno español le dé una respuesta a si le concede o no el asilo, mientras que a Ana María y Natalia, madre e hija, ya se lo han denegado. No contemplan que la violencia de las maras sea una amenaza suficiente como para salir del país, pese a que la joven de 14 años asegure haber visto a compañeros de su escuela “degollados y tirados al río”.

¿Cómo se huye cuando hay riesgo de muerte? ¿Por qué rutas? ¿Quién pide asilo y a quién se le concede? ¿Hay ayudas para quienes llegan a su destino? Con motivo del Día Mundial de los Refugiados, el 20 de junio, os acercamos una recopilación de trece historias con perfiles muy distintos pero un aspecto en común: todos han iniciado un camino huyendo de las amenazas, la violencia o las guerras de sus países. Buscan refugio en el otro lado de la frontera.

Reportaje completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.