El enfoque de género en la protección a defensoras: las experiencias de Mexico y Honduras.

Esta publicación pretende identificar cómo se ha incorporado la perspectiva de género en prácticas, estrategias, normas y programas de protección a personas defensoras de derechos humanos en Honduras y México. Buscando señalar cuáles son los avances que se han generado en esta materia y las deficiencias y retos que aun se enfrentan en ambos países.

Ver/Descargar.

Tejiendo vida, defendiendo el territorio. Impactos psicosociales del proyecto “La Colosa Regional”.

Tejiendo la Vida, defendiendo el territorio-FinalLas personas y organizaciones que viven en Cajamarca, están expuestas a numerosas consecuencias cuencias por el hecho de vivir en un lugar destinado a la mega minería.
A través de esta cartilla, analizaremos los impactos psicosociales derivados de la presencia y actividad de la empresa AngloGold Ashanti Colombia (a partir de ahora AGAC) en Cajamarca, en el proyecto «La Colosa Regional». Un proyecto de minería a gran escala implica una serie de impactos ambientales, sociales y políticos pero también personales y relacionales. Es decir, que hay transformaciones en la producción agropecuaria, en la conservación del medio ambiente; pero también en los comportamientos, emociones, valoraciones, pensamientos y relaciones de los y las habitantes de Cajamarca.
Este conjunto de impactos y afectaciones implicará cambios estructurales y permanentes en los ecosistemas, en la sociedad y en las personas.
Esta mirada más amplia, es lo que llamamos «Impactos Psicosociales». Recoger y conversar sobre estos impactos, nos permite visibilizar las afectaciones más personales y sociales que al no tenerlas en cuenta es como si no existieran. Así que pondremos en el centro nuestras experiencias, que se quieren silenciar con el argumento de que «no somos expertos o expertas».

Ver/Descargar.

El impacto humanitario de las nuevas dinámicas del conflicto armado y la violencia en diversas regiones de Colombia

Escrito por Francisco Rey Marcos

190816_informe_ieacah_final_0Este reporte fue comisionado por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA Colombia), y elaborado por el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH) de España, con apoyo del Centro Noruego para la Construcción de la Paz (NOREF).

Las dinámicas del conflicto armado y de otras formas de violencia están cambiando en algunas zonas de Colombia. Los actores armados están adaptándose y anticipándose a la nueva situación que podría surgir tras un acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP. Estas dinámicas siguen causando consecuencias humanitarias y son un desafío en términos de protección de civiles.

El informe analiza esta reconfiguración del accionar de los grupos armados ilegales, profundizando en su posible evolución en un escenario post-acuerdo y en sus consecuencias humanitarias y sociales, basándose en datos cuantitativos de fuentes oficiales, como la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV); de las Naciones Unidas -en particular, de OCHA y de la Unidad de Manejo y Análisis de Información (UMAIC)-, de organizaciones de la sociedad civil y otros socios, así como en trabajos de diversos centros de pensamiento colombianos. También se basa en las sugerencias, observaciones y análisis recogidos a través de más de 50 entrevistas y grupos focales llevadas a cabo durante los meses de abril y mayo de 2016 con personas de diversas comunidades, así como instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales, en Bogotá y en los departamentos de Norte de Santander, Chocó, Antioquia y Putumayo.

La investigación destaca que “los Grupos Armados Post Desmovilización (GAPD) que surgieron o se fortalecieron tras la desmovilización de los grupos paramilitares (AUC), son responsables de la mayoría de las violaciones de los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario (DIH) y es previsible que sigan actuando en un contexto de post-acuerdo, compitiendo por territorios y economías ilegales antes controlados por las FARC-EP” y añade que “su presencia y acción representa uno de los obstáculos más importantes a la consolidación y sostenibilidad de la paz”.

De igual modo, en él se asegura que, pese a que el desescalamiento del conflicto ha contribuido a la disminución en los índices de homicidios, masacres y acciones bélicas, hechos violentos más subrepticios como las amenazas, el desplazamiento individual, la extorsión y el control social han aumentado, mostrando que la situación humanitaria sigue siendo muy preocupante, lo que la convierte en una de las prioridades de la planificación de la transición y del post-acuerdo de paz.

El documento finaliza con una serie de recomendaciones, entre ellas la de mantener la presencia de los actores humanitarios nacionales e internacionales, sobre todo en las regiones en las que sean más probables los riesgos para la población, incluyendo las zonas veredales transitorias de normalización. Así mismo, recomienda a las autoridades y organismos de cooperación abordar más decididamente las consecuencias del impacto de amenazas, extorsiones, restricciones a la movilidad, presión y control social, entre otras, y mejorar sus sistemas de monitoreo de estas situaciones, para garantizar la protección de las personas y poblaciones afectadas.

Informe completo.

Travesías para pensar y actuar. Experiencias de autocuidado de defensoras de Derechos Humanos en Mesoamérica.

page_1_thumb_largeEn 2009 diversas organizaciones (JASS, Consorcio Oaxaca, AWID y UDEFEGUA) convocamos a la Primera Reunión  Mesoamericana de Defensoras, celebrada en abril de 2010 en Oaxaca, México. En ella participaron 55 defensoras de  diversos movimientos y organizaciones sociales con trabajo local, regional e internacional. A partir de los resultados logrados, definimos crear la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras (IMDefensoras).

[—]

Este documento, recoge los trabajos realizados a nivel regional en el tema, la memoria de los debates y las más significativas experiencias colectivas de autocuidado que se han ido generando en la IM-Defensoras y las Redes Nacionales de defensoras en Guatemala, Honduras, El Salvador y México. Todas ellas diversas y en distintos procesos de conceptualización y desarrollo, pero encaminadas sobre la base de la importancia del autocuidado como parte de la protección integral  y la permanencia de los movimientos sociales.

El proceso para la apropiación del autocuidado como parte de la protección integral no ha sido fácil, hemos tenido resistencias y cuestionamientos personales y colectivos, pero sin duda, es clara la necesidad de vivirnos en equilibrio, de prevenir el daño y sanar las heridas derivadas de la sociedad patriarcal en la que vivimos y de los impactos que el contexto de violencia de nuestros países nos genera como mujeres y defensoras. Necesitamos hacer un alto y hablarnos a nosotras y entre nosotras, cuidarnos, alentarnos y ponernos límites para poder seguir transformando nuestras realidades en un contexto cada vez más difícil sin poner en riesgo nuestra vida e integridad.

Con este documento queremos compartir nuestro caminar, nuestra palabra, que sabemos, se nutrirá de los comentarios y reflexiones de otras compañeras que como nosotras, están en la búsqueda de una forma más plena, integral y satisfactoria de ser y vivirse defensoras.

Ver/Descargar.