#GobiernoEspía: espionaje al GIEI confirma necesidad de un Panel Independiente

CentroProdh, lunes, 10 julio 2017

Ciudad de México, a 10 de julio de 2017. El día de hoy se hizo público un informe de Citizen Lab, consignado por el diario The New York Times, en el que se confirma que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) fue objeto del uso del spyware Pegasus. Frente a estas revelaciones, las organizaciones que elaboramos y respaldamos el Informe #GobiernoEspía expresamos:

1. La comprobación de nuevos intentos de espionaje confirma que el uso de Pegasus obedeció a una amplia operación de uso indebido de espionaje que debe ser investigada. No sólo fueron espiados y espiadas periodistas, defensores de derechos humanos y activistas anticorrupción, sino que hoy sabemos que también lo fueron líderes de partidos políticos e incluso integrantes de un mecanismo internacional de asistencia técnica.

2. El caso del GIEI, confirmado por Citizen Lab, es especialmente grave dado que fue el propio Estado mexicano el que solicitó su presencia en el país para brindar asistencia internacional en el caso Ayotzinapa, mediante un acuerdo en que se les aseguraba inmunidad diplomática por tratarse de un grupo formalmente designado por la propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)[1]. Por tanto, el espionaje en su contra podría tener graves implicaciones en términos de derecho internacional y refuerza la necesidad de un panel internacional que supervise la indagatoria, como lo han señalado los propios integrantes de la CIDH.

3. La gravedad de esta revelación corrobora la pertinencia de las dos exigencias básicas que hemos elevado: Primero, generar mecanismos adicionales y extraordinarios para asegurar garantías de independencia en la investigación, tales como la intervención de un Panel de Expertos y Expertas Independientes, que incluya la participación de mecanismos internacionales de derechos humanos. Segundo, que a la brevedad se transparenten todos los contratos y demás documentos relacionados con el proceso de contratación de la tecnología Pegasus por parte de todas las dependencias que pudieron haber adquirido este spyware de la empresa NSO o similares vendedoras de servicios de espionaje.

Información relacionada:

#GobiernoEspía: Vigilancia masiva del gobierno mexicano hacia defensores/as y organizaciones de derechos humanos.

Red TDT externa preocupación por los intentos de espionaje en contra de defensores de derechos humanos que la conforman.

Espionaje en México: Diputados europeos llaman a la creación de una Comisión Internacional.

 

Vida mantera.

eldiario.es, catalunyaplural.cat, julio 2017

Vida Mantera es un especial de cuatro reportajes que pretende abordar en profundidad la realidad de la venta ambulante en la ciudad de Barcelona, buscando algunas causas en la propia ciudad, otras en las fronteras europeas, y otras tantas en el país de origen de la mayoría de personas que desarrollan dicha actividad, Senegal. Este proyecto ha sido impulsado por Catalunya Plural y SOS Racisme gracias al apoyo de una beca DevReporter, impulsada por Lafede.cat – Organitzacions per a la justícia global y financiada por el Ayuntamiento de Barcelona.
Fotografía de Sònia Calvó: La familia Ndiaye al completo.

“Quiero irme a Europa, lo he hablado con mi familia. Sin secretos. Mi madre está cansada y yo, siendo ya adulto, debo ir a ayudarla”, comenta Mohammed, al lado de su madre adoptiva, en una pequeña habitación que tiene un eco similar al de una cueva. En la estancia no descansan nada más que dos televisores (uno sin cableado), un cuadro y un colchón más fino que una tostada. Mariéme Sall, tutora de Mohammed, atiende con la cabeza ante las palabras de su ahijado. Ella sostiene una familia de cinco miembros. El padre del joven está enfermo y la madre murió catorce años atrás.

Mariéme vende té a lo largo del día, además prepara las comidas de toda la familia y se encarga del mantenimiento de la casa. Pese a que Mohammed ha completado estudios en el manejo del aluminio, el joven no encuentra trabajo en la región. Por ello, Mariéme le ha pedido que lo intente en Europa, para que “ayude a la familia, a sus hermanos, y a él mismo”. “En cuanto a la salida, que Dios haga que el día que se marche sea en condiciones legales. Es todo lo que deseo”, zanja.

Mohammed también insiste en el cómo del viaje. También lo hace su hermana, Fatou. “Yo también quiero viajar, pero no como lo hacen otros, en pirogue [palabra francesa utilizada también en el idioma wólof para designar el cayuco]. Quiero ir a fortalecer mis conocimientos y volver”, asegura. Fatou, que tiene 19 años, está estudiando y quiere ser periodista, embajadora o ministra. Por ese orden.

Su padre, que trabaja en Estados Unidos, les manda dinero cada mes, pero no es suficiente, y la situación le asfixia. “Yo sé que todo lo que quiero hacer en mi familia, si viajo lo podré hacer, pero si me quedo en Senegal no”, sostiene. Y prosigue: “Si yo fuera un chico lo haría como lo hace toda la gente aquí… Con barcos. Pero no ser un chico es un hándicap. Así que si tengo un visado de trabajo será mejor, pero si tengo un visado turístico lo tomaré, porque todos los medios son buenos para irse de aquí”.

“Las causas de la migración han sido similares en los últimos diez o quince años en Senegal: la pobreza, no la pobreza extrema, pero sí una falta de infraestructuras e información. Una falta de esperanza: sólo ven su futuro en Europa, con esa imagen que tienen de la Europa en la que encontrarán un trabajo y ganarán dinero. La imagen que ven en las series de televisión”, añade la responsable de la OIM (Organización Internacional por las Migraciones).

‘Vida Mantera’| Primera parte| “Quiero irme a Europa, tengo que ayudar a mi madre”

‘Vida Mantera’| Segunda parte| Vender en la calle en Dakar o plantar la manta en Barcelona

‘Vida Mantera’| Tercera parte| Dejar la pesca para navegar las fronteras: los riesgos de migrar a Europa

‘Vida Mantera’| Cuarta parte| Organización contra la precariedad: la cultura que se carga con la manta.

El asilo y el refugio: una condición negada de nuestro tiempo líquido.

las2orillas |Hugo Paternina Espinosa Junio 29, 2017.

En el año 2000, la Asamblea General de Naciones Unidas tomó la decisión de conmemorar el 20 de junio como Día Internacional de los Refugiados, esto con el objeto de rendir tributo a las cinco décadas de existencia de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951. De este modo nació la visibilización institucional de este drama que viven millones de personas en el mundo, las cuales han tenido que abandonar sus hogares por razones de persecución racial, religiosa, pertenencia a un grupo social determinado o convicciones políticas.

A estos factores de persecución históricamente concebidos, hay que agregar que desde hace poco tiempo Naciones Unidas viene insistiendo para que se brinde protección internacional a quienes huyen de otras formas de persecución, entre las cuales se incluyen: orientación sexual, violencia machista, mutilación genital y albinismo. Y ello para no hablar que desde hace un tiempo relativamente importante ha cobrado fuerza el refugio y el desplazamiento por razones ambientales.

Estas persecuciones han dado como resultado que al menos 65.6 millones de personas hayan tenido que abandonar su residencia habitual (ACNUR, 2016). En efecto, unas lo han hecho en calidad de refugiados/as, es decir, que se han visto obligadas a cruzar una frontera internacional, y otras en condiciones de desplazadas internas, lo que equivale a cambiar de lugar de residencia pero no de país.  […]

Artículo completo.

¿La cooperación española apoya una agenda de represión en derechos humanos para el pueblo hondureño?

Público, 7 de junio de 2017

Jéssica Sánchez, Guillermo López Lone, Tommy Morales, Romina Serna y Grecia Lozano
Miembros de la Articulación 611, un espacio en el que confluyen organizaciones defensoras de los derechos humanos, feministas, colectivos LGTBI, organizaciones defensoras de los derechos de la niñez, movimientos campesinos y otras.

Desde el golpe de Estado de 2009, el debilitamiento del proceso democrático en Honduras ha resultado en un aumento de la violencia y las violaciones a los derechos humanos, que afecta especialmente a líderes sociales y políticos opositores. La existencia de grupos de limpieza social vinculados al ejército y la policía que asesinan impunemente ha sido ampliamente documentada por medios como Associated Press, The Guardian o The New York Times, en cuyas investigaciones se reveló la existencia de listas negras de activistas sociales a ser eliminados en poder de estos grupos.  En 2016 Global Witness publicó un informe en el que consideraba a Honduras como el país más peligroso del mundo para el activismo ambiental. Las agresiones y asesinatos de activistas son comunes, sin que el sistema de justicia hondureño sea capaz (o tenga la voluntad) de dar con los culpables de estos crímenes.

El actual presidente de la República, Juan Orlando Hernández, lidera un proyecto político de marcados tintes autoritarios, que le ha llevado a asumir un control de facto sobre el resto de poderes del Estado, con el objetivo de perpetuarse en el poder y favorecer sus intereses particulares y los de sus aliados. En noviembre de este año, se celebrarán elecciones presidenciales en el país, en las que por primera vez desde la aprobación de la actual constitución de 1982 el actual presidente se presenta a la reelección. Existen temores de que se pueda producir un fraude electoral que favorezca al actual gobierno y que desemboque en protestas ciudadanas, que podrían llevar al país a una situación de crisis política y de derechos humanos similar a la vivida en 2009 tras el golpe de Estado contra el gobierno de Manuel Zelaya.

En este contexto, en Honduras se está discutiendo actualmente la aprobación de un nuevo Código Penal. Dicho proyecto lleva más de un año en el Congreso Nacional y su construcción y tramitación ha sido acompañada de forma continua por un equipo de juristas españoles encabezados por el Catedrático de la Universidad Carlos III de Madrid, Javier Álvarez. El equipo dirigido por el señor Álvarez, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y por la Unión Europea, ha comparecido en diversos medios de comunicación y en varias sesiones del Congreso, habiéndose convertido en el principal valedor y sostenedor del contenido del Proyecto de Código Penal de Honduras (en adelante PCPH), que ha sido fuertemente cuestionado desde la sociedad civil hondureña.

[Leer más…]

La UE usa fondos de la lucha contra la pobreza para frenar la llegada de migrantes.

eldiario.es, 23/05/2017

Nutriéndose de fondos europeos de cooperación al desarrollo, la Unión Europea está financiando en  determinados países africanos equipos militares, formación de policías, centros para migrantes repatriados y sistemas para la recogida de datos que garantizarán en Europa el reconocimiento del país de origen, lo que facilitará las expulsiones. Los objetivos: controlar las migraciones desde África, así como fortalecer los Gobiernos del país de origen y de tránsito de las rutas migratorias para frenar a quienes aspiran a cruzar el Mediterráneo.

A poco más de un año de su creación, el Fondo Fiduciario de Emergencia para África –European Emergency Trust Fund for Africa– ha asignado alrededor de 600 millones de euros a esta finalidad. El fondo ha sido criticado por financiar proyectos en Estados con regímenes acusados de crímenes contra la humanidad, como Sudán y Eritrea, así como por utilizar, principalmente, dinero del presupuesto destinado a la lucha contra la pobreza.

Ver/Descargar.