España: Inmigrantes retenidos en condiciones precarias.

HRW, Julio 31, 2017

Detención automática y obstáculos a la solicitud de asilo.

(Milán) – Los solicitantes de asilo y otros inmigrantes que llegan por vía marítima a las costas españolas son retenidos en condiciones precarias y enfrentan obstáculos al solicitar asilo, señaló hoy Human Rights Watch. Permanecen días en celdas oscuras y húmedas en dependencias policiales y casi siempre son luego asignados automáticamente a establecimientos de detención inmigratoria a más largo plazo, a la espera de una deportación que podría no ocurrir nunca.

“Las celdas policiales oscuras, parecidas a jaulas, no son un lugar adecuado para retener a solicitantes de asilo e inmigrantes que llegan a España”, expresó Judith Sunderland, directora asociada para Europa y Asia Central de Human Rights Watch. “España está violando los derechos de los inmigrantes, y no hay evidencias de que esto sirva para disuadir a otros”.

La cantidad de solicitantes de asilo y otros inmigrantes que cruzan el Mediterráneo occidental hacia España está en aumento. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), entre el 1 de enero y el 26 de julio de 2017 llegaron 7.847 personas a las costas españolas, en comparación con las 2.476 que lo hicieron en ese mismo período de 2016.

Informe completo.

Vida mantera.

eldiario.es, catalunyaplural.cat, julio 2017

Vida Mantera es un especial de cuatro reportajes que pretende abordar en profundidad la realidad de la venta ambulante en la ciudad de Barcelona, buscando algunas causas en la propia ciudad, otras en las fronteras europeas, y otras tantas en el país de origen de la mayoría de personas que desarrollan dicha actividad, Senegal. Este proyecto ha sido impulsado por Catalunya Plural y SOS Racisme gracias al apoyo de una beca DevReporter, impulsada por Lafede.cat – Organitzacions per a la justícia global y financiada por el Ayuntamiento de Barcelona.
Fotografía de Sònia Calvó: La familia Ndiaye al completo.

“Quiero irme a Europa, lo he hablado con mi familia. Sin secretos. Mi madre está cansada y yo, siendo ya adulto, debo ir a ayudarla”, comenta Mohammed, al lado de su madre adoptiva, en una pequeña habitación que tiene un eco similar al de una cueva. En la estancia no descansan nada más que dos televisores (uno sin cableado), un cuadro y un colchón más fino que una tostada. Mariéme Sall, tutora de Mohammed, atiende con la cabeza ante las palabras de su ahijado. Ella sostiene una familia de cinco miembros. El padre del joven está enfermo y la madre murió catorce años atrás.

Mariéme vende té a lo largo del día, además prepara las comidas de toda la familia y se encarga del mantenimiento de la casa. Pese a que Mohammed ha completado estudios en el manejo del aluminio, el joven no encuentra trabajo en la región. Por ello, Mariéme le ha pedido que lo intente en Europa, para que “ayude a la familia, a sus hermanos, y a él mismo”. “En cuanto a la salida, que Dios haga que el día que se marche sea en condiciones legales. Es todo lo que deseo”, zanja.

Mohammed también insiste en el cómo del viaje. También lo hace su hermana, Fatou. “Yo también quiero viajar, pero no como lo hacen otros, en pirogue [palabra francesa utilizada también en el idioma wólof para designar el cayuco]. Quiero ir a fortalecer mis conocimientos y volver”, asegura. Fatou, que tiene 19 años, está estudiando y quiere ser periodista, embajadora o ministra. Por ese orden.

Su padre, que trabaja en Estados Unidos, les manda dinero cada mes, pero no es suficiente, y la situación le asfixia. “Yo sé que todo lo que quiero hacer en mi familia, si viajo lo podré hacer, pero si me quedo en Senegal no”, sostiene. Y prosigue: “Si yo fuera un chico lo haría como lo hace toda la gente aquí… Con barcos. Pero no ser un chico es un hándicap. Así que si tengo un visado de trabajo será mejor, pero si tengo un visado turístico lo tomaré, porque todos los medios son buenos para irse de aquí”.

“Las causas de la migración han sido similares en los últimos diez o quince años en Senegal: la pobreza, no la pobreza extrema, pero sí una falta de infraestructuras e información. Una falta de esperanza: sólo ven su futuro en Europa, con esa imagen que tienen de la Europa en la que encontrarán un trabajo y ganarán dinero. La imagen que ven en las series de televisión”, añade la responsable de la OIM (Organización Internacional por las Migraciones).

‘Vida Mantera’| Primera parte| “Quiero irme a Europa, tengo que ayudar a mi madre”

‘Vida Mantera’| Segunda parte| Vender en la calle en Dakar o plantar la manta en Barcelona

‘Vida Mantera’| Tercera parte| Dejar la pesca para navegar las fronteras: los riesgos de migrar a Europa

‘Vida Mantera’| Cuarta parte| Organización contra la precariedad: la cultura que se carga con la manta.

El asilo y el refugio: una condición negada de nuestro tiempo líquido.

las2orillas |Hugo Paternina Espinosa Junio 29, 2017.

En el año 2000, la Asamblea General de Naciones Unidas tomó la decisión de conmemorar el 20 de junio como Día Internacional de los Refugiados, esto con el objeto de rendir tributo a las cinco décadas de existencia de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951. De este modo nació la visibilización institucional de este drama que viven millones de personas en el mundo, las cuales han tenido que abandonar sus hogares por razones de persecución racial, religiosa, pertenencia a un grupo social determinado o convicciones políticas.

A estos factores de persecución históricamente concebidos, hay que agregar que desde hace poco tiempo Naciones Unidas viene insistiendo para que se brinde protección internacional a quienes huyen de otras formas de persecución, entre las cuales se incluyen: orientación sexual, violencia machista, mutilación genital y albinismo. Y ello para no hablar que desde hace un tiempo relativamente importante ha cobrado fuerza el refugio y el desplazamiento por razones ambientales.

Estas persecuciones han dado como resultado que al menos 65.6 millones de personas hayan tenido que abandonar su residencia habitual (ACNUR, 2016). En efecto, unas lo han hecho en calidad de refugiados/as, es decir, que se han visto obligadas a cruzar una frontera internacional, y otras en condiciones de desplazadas internas, lo que equivale a cambiar de lugar de residencia pero no de país.  […]

Artículo completo.

En los límites de la frontera, quebrando los límites.

Con mucha alegría la 72 comparte su primer informe público titulado “En los límites de la frontera, quebrando los límites. Situación de los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas en Tenosique, Tabasco”.Este esfuerzo es un acercamiento a la guerra que se libra en contra de las personas migrantes y refugiadas en una de las zonas más violentas, pobres y desiguales del mundo. Es el producto de quienes han visto y sobre todo escuchado. No busca ser una voz especialista en redactar informes ni profesional de ninguna ciencia social; es la voz de un equipo de seres humanos que han optado por acompañar el doloroso camino de miles de personas catapultadas por el brutal y despiadado sistema económico, político y social que cada vez exige más víctimas humanas para poder sobrevivir.

Con gratitud y esperanza, Equipo de La 72.

NUEVA EMBESTIDA DEL INM EN CONTRA DEL PERSONAL DE LA 72. Tenosique, Tabasco, 26 de junio de 2017

Ver/Descargar.

La UE usa fondos de la lucha contra la pobreza para frenar la llegada de migrantes.

eldiario.es, 23/05/2017

Nutriéndose de fondos europeos de cooperación al desarrollo, la Unión Europea está financiando en  determinados países africanos equipos militares, formación de policías, centros para migrantes repatriados y sistemas para la recogida de datos que garantizarán en Europa el reconocimiento del país de origen, lo que facilitará las expulsiones. Los objetivos: controlar las migraciones desde África, así como fortalecer los Gobiernos del país de origen y de tránsito de las rutas migratorias para frenar a quienes aspiran a cruzar el Mediterráneo.

A poco más de un año de su creación, el Fondo Fiduciario de Emergencia para África –European Emergency Trust Fund for Africa– ha asignado alrededor de 600 millones de euros a esta finalidad. El fondo ha sido criticado por financiar proyectos en Estados con regímenes acusados de crímenes contra la humanidad, como Sudán y Eritrea, así como por utilizar, principalmente, dinero del presupuesto destinado a la lucha contra la pobreza.

Ver/Descargar.