La integración de una perspectiva psicosocial en el trabajo de derechos humanos.

Maik Müller June 27, 2017

A través de mi trabajo con Peace Brigades International (PBI) (Brigadas Internacionales de Paz), he estado en contacto con varios miembros de ONG locales e internacionales que trabajan en temas de derechos humanos, pero pocas (si es que alguna) de estas organizaciones han integrado un enfoque claro para contrarrestar los efectos psicosociales negativos del trabajo de derechos humanos en contextos represivos.

Como consultor independiente, colaboré hace poco tiempo con PBI para documentar y sistematizar el trabajo que ha realizado PBI México durante los últimos 10 años. Nuestro estudio de caso indica que la inclusión de una perspectiva psicosocial puede ser un mecanismo importante para fortalecer las organizaciones de derechos humanos y a sus integrantes. En nuestras encuestas y entrevistas, antiguos miembros y miembros actuales de la organización dieron una variedad de ejemplos de cómo la integración de una perspectiva psicosocial, además del uso de protocolos y herramientas específicos, llevó a un aumento de la resiliencia, una reducción de los conflictos internos y mejoras en el trabajo de seguridad y protección.

Las entrevistas y encuestas también revelaron que la sensibilización y la concienciación acerca de los efectos psicosociales de la violencia política (y del trabajo de derechos humanos en esos contextos) son elementos clave: las personas que están conscientes de los efectos psicosociales de la represión están más dispuestas a priorizar un autocuidado adecuado.

Artículo completo y Estudio de caso.

Nuevas amenazas contra los defensores de los derechos humanos requieren nuevos tipos de protección.

Padre Melo, July 11, 2017

Más allá de las historias trágicas y de las estadísticas impresionantes acerca de los defensores del medio ambiente y de los derechos humanos atacados y asesinados en Mesoamérica, hay una realidad cada vez más compleja y un grande desafío: ¿cómo los activistas pueden mejor protegerse cuando desafiados por las amenazas y la violencia de actores ocultos y de un estado cómplice? Esta fue la pregunta clave hecha por el Fondo para los Derechos Humanos Mundiales y JASS (Just Associates) a un grupo de defensores, financiadores y organizaciones internacionales reunidas en la Ciudad de México, en enero de 2017.

Nuestras reflexiones, capturadas en un corto y un reportaje aquí, nos llevaron a ver la necesidad de un análisis más profundo del poder, género y raza de los actores y estructuras que perpetúan esta violencia. Como financiadores y organizaciones de protección, nuestra tarea es orientar nuestro apoyo técnico y financiamiento a las estrategias de protección colectiva lideradas por la comunidad que los defensores consideren más efectivas en su contexto. La tarea de los defensores de la región es articulada a continuación por el defensor hondureño Padre Melo, del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), y en las entrevistas realizadas con Claudia Samayoa (UDEFEGUA, Guatemala), Miriam Miranda (OFRANEH, Honduras) y Abel Herrera (CDHM Tlachinollan, México).

 – James Savage and Ana Paula Hernández

[…]

¿Cómo proteger a las personas defensoras de derechos humanos? Durante décadas, los Estados de Centroamérica han aprobado mecanismos protectores de defensoras y defensores. Si fuese por legislación, los Estados mesoamericanos deberían catalogarse como defensores de derechos humanos. Conviene siempre apelar a dichos instrumentos, sin embargo, los Estados están incapacitados para dar cumplimiento a las leyes y mecanismos que aprueban si su función y su quehacer están remitidos a proteger a los poderosos de la sociedad.

La única alternativa es que la protección de los defensores y defensoras resida primordialmente en ellos mismos—especialmente a través de la protección comunitaria y colectiva—y en su capacidad de analizar su entorno, de establecer alianzas y de dar una dimensión politizada a su labor. Desde este punto de vista, hay algunas tareas fundamentales que las organizaciones defensoras de derechos humanos tienen que realizar…

Artículo completo.

 

Organizaciones amenazadas, pero fuertes. Un enfoque psicosocial en el manejo integral de amenazas.

Antonia Montanus, Nele Rathke, Barbara Unger. Berghof Foundation, 2016

Un modelo para organizaciones de DDHH y organizaciones donantes.

Esta guía brinda un modelo y detalla recomendaciones para organizaciones de DDHH amenazadas y organizaciones donantes sobre cómo integrar un enfoque psicosocial en las rutinas, espacios y estructuras de sus organizaciones como elemento clave para un manejo intregal de las amenazas. Basado en lecciones de un proceso de aprendizaje conjunto dentro del marco del proyecto MAPA,  hace hincapié en cómo organizaciones DDHH y donantes pueden trabajar conjuntamente hacía esa meta. El guía anima a iniciar un proceso de cambio y estimula a tratar el tema, contribuyendo así a mantener el espacio de actuación para organizaciones de DDHH en contextos de violencia. Entendido como complementario a recursos existentes, la versión interactiva brinda enlaces a otras publicaciones pertinentes.

Ver/Descargar.

Tejiendo vida, defendiendo el territorio. Impactos psicosociales del proyecto “La Colosa Regional”.

Tejiendo la Vida, defendiendo el territorio-FinalLas personas y organizaciones que viven en Cajamarca, están expuestas a numerosas consecuencias cuencias por el hecho de vivir en un lugar destinado a la mega minería.
A través de esta cartilla, analizaremos los impactos psicosociales derivados de la presencia y actividad de la empresa AngloGold Ashanti Colombia (a partir de ahora AGAC) en Cajamarca, en el proyecto «La Colosa Regional». Un proyecto de minería a gran escala implica una serie de impactos ambientales, sociales y políticos pero también personales y relacionales. Es decir, que hay transformaciones en la producción agropecuaria, en la conservación del medio ambiente; pero también en los comportamientos, emociones, valoraciones, pensamientos y relaciones de los y las habitantes de Cajamarca.
Este conjunto de impactos y afectaciones implicará cambios estructurales y permanentes en los ecosistemas, en la sociedad y en las personas.
Esta mirada más amplia, es lo que llamamos «Impactos Psicosociales». Recoger y conversar sobre estos impactos, nos permite visibilizar las afectaciones más personales y sociales que al no tenerlas en cuenta es como si no existieran. Así que pondremos en el centro nuestras experiencias, que se quieren silenciar con el argumento de que «no somos expertos o expertas».

Ver/Descargar.

Travesías para pensar y actuar. Experiencias de autocuidado de defensoras de Derechos Humanos en Mesoamérica.

page_1_thumb_largeEn 2009 diversas organizaciones (JASS, Consorcio Oaxaca, AWID y UDEFEGUA) convocamos a la Primera Reunión  Mesoamericana de Defensoras, celebrada en abril de 2010 en Oaxaca, México. En ella participaron 55 defensoras de  diversos movimientos y organizaciones sociales con trabajo local, regional e internacional. A partir de los resultados logrados, definimos crear la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras (IMDefensoras).

[—]

Este documento, recoge los trabajos realizados a nivel regional en el tema, la memoria de los debates y las más significativas experiencias colectivas de autocuidado que se han ido generando en la IM-Defensoras y las Redes Nacionales de defensoras en Guatemala, Honduras, El Salvador y México. Todas ellas diversas y en distintos procesos de conceptualización y desarrollo, pero encaminadas sobre la base de la importancia del autocuidado como parte de la protección integral  y la permanencia de los movimientos sociales.

El proceso para la apropiación del autocuidado como parte de la protección integral no ha sido fácil, hemos tenido resistencias y cuestionamientos personales y colectivos, pero sin duda, es clara la necesidad de vivirnos en equilibrio, de prevenir el daño y sanar las heridas derivadas de la sociedad patriarcal en la que vivimos y de los impactos que el contexto de violencia de nuestros países nos genera como mujeres y defensoras. Necesitamos hacer un alto y hablarnos a nosotras y entre nosotras, cuidarnos, alentarnos y ponernos límites para poder seguir transformando nuestras realidades en un contexto cada vez más difícil sin poner en riesgo nuestra vida e integridad.

Con este documento queremos compartir nuestro caminar, nuestra palabra, que sabemos, se nutrirá de los comentarios y reflexiones de otras compañeras que como nosotras, están en la búsqueda de una forma más plena, integral y satisfactoria de ser y vivirse defensoras.

Ver/Descargar.