La UE usa fondos de la lucha contra la pobreza para frenar la llegada de migrantes.

eldiario.es, 23/05/2017

Nutriéndose de fondos europeos de cooperación al desarrollo, la Unión Europea está financiando en  determinados países africanos equipos militares, formación de policías, centros para migrantes repatriados y sistemas para la recogida de datos que garantizarán en Europa el reconocimiento del país de origen, lo que facilitará las expulsiones. Los objetivos: controlar las migraciones desde África, así como fortalecer los Gobiernos del país de origen y de tránsito de las rutas migratorias para frenar a quienes aspiran a cruzar el Mediterráneo.

A poco más de un año de su creación, el Fondo Fiduciario de Emergencia para África –European Emergency Trust Fund for Africa– ha asignado alrededor de 600 millones de euros a esta finalidad. El fondo ha sido criticado por financiar proyectos en Estados con regímenes acusados de crímenes contra la humanidad, como Sudán y Eritrea, así como por utilizar, principalmente, dinero del presupuesto destinado a la lucha contra la pobreza.

Ver/Descargar.

“Tras la Frontera”

“Tras la Frontera” es un informe que pretende atravesar el mar, los muros y las vallas para tratar de acercarse a la realidad de la ciudadanía migrante y su imperante necesidad de reparación y justicia. Aquella ciudadanía que sufre y cuestiona lo más profundo de nuestro sistema. Espera de este informe escuchar la voz de las personas migrantes, descubrir los discursos construidos por la población en movimiento y que son silenciados por los relatos oficiales. Espera encontrar la realidad diaria que sucede tras la construcción política que supone la frontera. Descubrirás en este informe el impacto directo de la macropolítica fronteriza sobre los cuerpos y las vidas de las personas migrantes. Lo que se traduce en dolores, pero también en solidaridades, en resistencias, en estrategias de lucha.

Ver/Descargar.

Abusados y expulsados. Maltrato de migrantes del África subsahariana.

Abusados_y_expulsadosHUMAN RIGHTS WATCH  FEBRERO 2014
This 79-page report found that beatings and other abuses occurred as Moroccan security forces took custody of Sub-Saharan migrants who had tried unsuccessfully to reach the Spanish enclave of Melilla, or—prior to September 2013—as they were rounding up migrants without any semblance of due process to expel them to Algeria. Subsequent to the publication and printing of this report, the practice of summarily expelling migrants at the border with Algeria appears to have stopped. However, research in late January and early February 2014 in Oujda, Nador, and Rabat indicates that Moroccan security forces are still using violence against migrants expelled from Melilla.