España: Inmigrantes retenidos en condiciones precarias.

HRW, Julio 31, 2017

Detención automática y obstáculos a la solicitud de asilo.

(Milán) – Los solicitantes de asilo y otros inmigrantes que llegan por vía marítima a las costas españolas son retenidos en condiciones precarias y enfrentan obstáculos al solicitar asilo, señaló hoy Human Rights Watch. Permanecen días en celdas oscuras y húmedas en dependencias policiales y casi siempre son luego asignados automáticamente a establecimientos de detención inmigratoria a más largo plazo, a la espera de una deportación que podría no ocurrir nunca.

“Las celdas policiales oscuras, parecidas a jaulas, no son un lugar adecuado para retener a solicitantes de asilo e inmigrantes que llegan a España”, expresó Judith Sunderland, directora asociada para Europa y Asia Central de Human Rights Watch. “España está violando los derechos de los inmigrantes, y no hay evidencias de que esto sirva para disuadir a otros”.

La cantidad de solicitantes de asilo y otros inmigrantes que cruzan el Mediterráneo occidental hacia España está en aumento. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), entre el 1 de enero y el 26 de julio de 2017 llegaron 7.847 personas a las costas españolas, en comparación con las 2.476 que lo hicieron en ese mismo período de 2016.

Informe completo.

El camino sin fin: huellas de mujeres en la frontera sur

Informe de la misión de observación de derechos humanos. Melilla, 4-11 julio 2014.

Informe-Melilla-castLas críticas de las mujeres negras a la historia no sólo señalan ‘ausencias’; también nos indigna cómo se nos ha hecho visibles, cuando elegían vernos” Hazel V. Carby

Las personas huyen de la violencia y son devueltas a ella. Son personas refugiadas y son personas inmigrantes que muchas veces se convierten también en perseguidas por los propios Estados que debieran protegerlas. El contexto es cada vez más duro y las violencias,  recurrentes. Nos toca conocerlas y combatirlas”. Vivir sin Miedo. CEAR-Euskadi.
Melilla es una “especie de Europa en miniatura. Y sus diez kilómetros de rejas, cámaras, uniformes de campaña, cables de acero, torretas y alambre de espino, la metáfora perfecta de las políticas de Bruselas: obsesionados, blindados, derrochadores y civilizados. Barreras inteligentes, teleobjetivos, líquidos irritantes, focos y balas de goma dificultan la travesía de los clandestinos y permiten la rápida intervención de la policía española para expulsarlos al otro lado de la alambrada. Todo ello responde a los temores de un continente alarmado por una invasión que no existe”. Gabriele del Grande.

Vulneraciones de Derechos Humanos en la frontera sur–Melilla.

Informe de la Comisión de Observación de Derechos Humanos (CODH). Julio de 2014
  • Campaña Estatal por el Cierre de los CIE (Centro de Internamiento para Extranjeros)
  • Coordinadora Estatal para la Prevención de la Tortura
  • Grupo de Acción Comunitaria
  • Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos (OSPDH) de la Universidad de Barcelona

CODH-MelillaDDHHEn el marco de las “II Jornadas de Frontera Sur, Melilla y DDHH” organizadas por Asociación Pro Derechos De La Infancia (PRODEIN), una Comisión de observadoras y observadores de derechos humanos formada por integrantes de la Campaña Estatal por el Cierre de los CIE, de la Coordinadora Estatal para la Prevención y Denuncia de la Tortura, del Grupo de Acción Comunitaria y del Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona, en adelante la CODH, realizó una visita de observación de derechos humanos en Melilla durante la primera semana de julio de 2014.
A raíz de dicha visita se ha elaborado el presente Informe, que pretende sistematizar lo observado con respecto a vulneraciones de derechos, así como denunciar las graves violaciones de derechos humanos que se producen en la Ciudad Autónoma de Melilla y proponer estrategias jurídicas y políticas que las impidan.
Este informe se ciñe a las observaciones realizadas los días 4 al 6 de julio, contextualizado la información respecto la evolución de la problemática en los últimos meses. Sin embargo, queremos remarcar que lo que se denuncia no son situaciones puntuales o excepcionales, sino que son norma y práctica común en el ciclo de represión de personas y violación de derechos que se produce sistemáticamente en la Frontera Sur, paradójicamente amparado por la aplicación de las políticas de extranjería y control de fronteras de la Unión Europea, con la colaboración de los países vecinos.

Informe completo.