Infancias Invisibles. Menores extranjeros no acompañados, víctimas de trata y refugiados en España

Save the children, 09 Junio 2016

La migración es positiva, es enriquecedora para las sociedades y para los individuos. La historia de las naciones se ha forjado al calor de migrantes que han traído nuevas ideas y energías, crecimiento económico y enriquecimiento cultural.

El número de niños y niñas que hoy en día se mueven cruzando fronteras aumenta. El incremento de las desigualdades y los conflictos o el impacto del calentamiento global contribuyen a que más menores de edad abandonen sus comunidades con la esperanza de una vida mejor, mejores empleos, educación y servicios básicos; o bien escapando de la pobreza, el abuso o la violencia. Además, son niños cada vez más jóvenes: del 2000 al 2015, los migrantes menores de 4 años aumentaron en un 41%.Los flujos migratorios se han vuelto más complicados; se mezclan personas que escapan de conflictos o de violaciones de derechos, con las que huyen de la pobreza y buscan mejorar sus condiciones de vida; se diluye, por tanto, la distinción entre personas refugiadas, migrantes y otros grupos especialmente vulnerables, como pueden ser las víctimas de trata.

Ver informe.

España. Las políticas de austeridad vulneran los derechos humanos

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU pone en evidencia el impacto de dichas políticas en nuestro país
Plataforma 2015 y más, 5 de febrero de 2015.
España suspende el examen anual que el Estado español tiene que pasar ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Más de 30 naciones y organizaciones de la sociedad civil alertan sobre los graves impactos que están teniendo las políticas de austeridad en nuestro país. Estados y organizaciones de la sociedad civil denunciaron el grave aumento de la desigualdad, el incremento de la pobreza infantil, la retirada de la tarjeta sanitaria a las personas migrantes o de las prácticas ilegales de devolución de inmigrantes.España compareció el pasado 21 de enero ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en el Examen Periódico Universal, que evalúa el grado de cumpliento de los Estados en materia de derechos humanos. En dicho examen, más de 30 naciones han mostrado su preocupación por el grave impacto que han tenido las políticas de austeridad sobre los derechos sociales y económicos de los y las ciudadanas españolas.
Los Estados alertan del grave aumento de la desigualdad, del incremento de la pobreza infantil y de la retirada de la tarjeta sanitaria a las personas migrantes en nuestro país. Un demoledor informe previo a la comparecencia, elaborado por Center for Economic and Social Rights (CESR), denuncia el sistemático incumplimento del Estado español en materia de derechos humanos, económicos y sociales.
Lee aquí el informe elaborado por el CESR. En este vínculo podrás encontrar los informes elaborados por el Gobierno español y otras organizaciones la sociedad civil para el examen periódico del Consejo de Derechos Humanos.

En 2014 Europa ha condenado cuatro veces a España por violar los derechos humanos

Diagonal 26/12/14

Las torturas durante detenciones incomunicadas, la vulneración de derechos de las personas demandantes de asilo y la apropiación de bienes por parte de la Iglesia son los tres temas que han llevado al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) a condenar al Estado español hasta en cuatro ocasiones durante 2014, según un informe elaborado por Rights Internacional Spain. El TEDH ha condenado a España por violar los artículos 2, 3, 6 y 13 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea también ha emitido, durante este año 2014, sentencias relacionadas con la violación de derechos y con las que se obliga a modificar la legislación española.

Informe completo.

Vulneraciones de Derechos Humanos en la frontera sur–Melilla.

Informe de la Comisión de Observación de Derechos Humanos (CODH). Julio de 2014
  • Campaña Estatal por el Cierre de los CIE (Centro de Internamiento para Extranjeros)
  • Coordinadora Estatal para la Prevención de la Tortura
  • Grupo de Acción Comunitaria
  • Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos (OSPDH) de la Universidad de Barcelona

CODH-MelillaDDHHEn el marco de las “II Jornadas de Frontera Sur, Melilla y DDHH” organizadas por Asociación Pro Derechos De La Infancia (PRODEIN), una Comisión de observadoras y observadores de derechos humanos formada por integrantes de la Campaña Estatal por el Cierre de los CIE, de la Coordinadora Estatal para la Prevención y Denuncia de la Tortura, del Grupo de Acción Comunitaria y del Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona, en adelante la CODH, realizó una visita de observación de derechos humanos en Melilla durante la primera semana de julio de 2014.
A raíz de dicha visita se ha elaborado el presente Informe, que pretende sistematizar lo observado con respecto a vulneraciones de derechos, así como denunciar las graves violaciones de derechos humanos que se producen en la Ciudad Autónoma de Melilla y proponer estrategias jurídicas y políticas que las impidan.
Este informe se ciñe a las observaciones realizadas los días 4 al 6 de julio, contextualizado la información respecto la evolución de la problemática en los últimos meses. Sin embargo, queremos remarcar que lo que se denuncia no son situaciones puntuales o excepcionales, sino que son norma y práctica común en el ciclo de represión de personas y violación de derechos que se produce sistemáticamente en la Frontera Sur, paradójicamente amparado por la aplicación de las políticas de extranjería y control de fronteras de la Unión Europea, con la colaboración de los países vecinos.

Informe completo.

¿Cuál es el delito? Informe de la Campaña por el cierre de los centros de internamiento: el caso de Zapadores.

ZapadoresLos centros de internamiento para extranjeros (CIE) son instalaciones donde el Estado español encierra a personas a la espera de ser expulsadas por carecer de permiso de residencia aunque no hayan cometido ningún delito. La falta administrativa en la que han incurrido -en contra de su voluntad- es equivalente al impago de una multa de tráfico. A nacionales se les sanciona con un recargo, a inmigrantes se les priva de libertad y de muchos otros derechos fundamentales; los principales, los derechos a la dignidad y a la integridad física. El pasado año, un total de 26 personas recluidas en el CIE de Zapadores (Valencia) manifestaron a integrantes de la Campaña por el Cierre de los CIE haber sufrido violencia por parte de algunos policías.
[…]
La reclusión en un CIE es un eslabón de la cadena de acciones represivas que los Estados desarrollados aplican contra la población migrante que no resulta útil al mercado de trabajo: blindaje de las fronteras propias y de terceros países empobrecidos a cambio de “cooperación al desarrollo”; ausencia de derechos para quienes no disponen de permiso de trabajo o residencia; detenciones masivas en función de criterios racistas; encierro en los CIE y expulsiones al país de origen o a cualquiera que los acepte sin importar lo que dejan ni lo que les aguarda. La legislación vigente ampara el internamiento de personas indocumentadas, pero a la luz del Derecho Internacional de los Derechos Humanos es una práctica ilegal por ser discriminatoria y desproporcionada. De hecho, organismos internacionales como la ONU y el Comisionado de Derechos Humanos del Consejo de Europa han rechazado que se vulnere el derecho a la libertad de las personas en función de su situación de inmigración o de no nacional. Incluso instituciones españolas, como el Defensor del Pueblo y la Fiscalía del Estado, han criticado el funcionamiento de los CIE. El Gobierno anunció a mediados del pasado año que no se detendría a los extranjeros indocumentados que puedan acreditar su identidad y un domicilio, y que sólo   ingresarían en los CIE las personas con antecedentes penales o policiales. Sin embargo, en la Campaña hemos seguido conociendo y denunciando casos de personas capturadas en plena calle por sus rasgos físicos, recluidas en Zapadores y deportadas sin que tuvieran ninguna causa pendiente con la justicia, truncando sus  proyectos de vida en nuestro país, dejando a sus familias, amigos, trabajos…