Infancias Invisibles. Menores extranjeros no acompañados, víctimas de trata y refugiados en España

Save the children, 09 Junio 2016

La migración es positiva, es enriquecedora para las sociedades y para los individuos. La historia de las naciones se ha forjado al calor de migrantes que han traído nuevas ideas y energías, crecimiento económico y enriquecimiento cultural.

El número de niños y niñas que hoy en día se mueven cruzando fronteras aumenta. El incremento de las desigualdades y los conflictos o el impacto del calentamiento global contribuyen a que más menores de edad abandonen sus comunidades con la esperanza de una vida mejor, mejores empleos, educación y servicios básicos; o bien escapando de la pobreza, el abuso o la violencia. Además, son niños cada vez más jóvenes: del 2000 al 2015, los migrantes menores de 4 años aumentaron en un 41%.Los flujos migratorios se han vuelto más complicados; se mezclan personas que escapan de conflictos o de violaciones de derechos, con las que huyen de la pobreza y buscan mejorar sus condiciones de vida; se diluye, por tanto, la distinción entre personas refugiadas, migrantes y otros grupos especialmente vulnerables, como pueden ser las víctimas de trata.

Ver informe.

El Parlamento catalán insta al Estado a cerrar los CIE y replantear la política migratoria

Arribada d'un dels grups de manifestants al CIE de la Zona Franca / ENRIC CATALÀLo aprobó la comisión parlamentaria de Justicia y Derechos Humanos hace dos semanas, pero esta vez ha sido todo un pleno del Parlament de Catalunya el que ha avalado por mayoría la petición al ministerio de Interior de que cierre los Centros de Internamientos de Extranjeros (CIE). “Los CIE son una anomalía en el ordenamiento democrático de nuestro país”, proclaman las conclusiones aprobadas este jueves por  CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y CUP –PP y C’s votaron en contra–, las mismas formaciones que ya dieron el visto bueno a los trabajos de la comisión. 

En su última sesión de la legislatura, la Cámara catalana ha debatido sobre el modelo de los CIE, una política, la del internamiento preventivo de extranjeros, “que es contraria al derecho y a la seguridad personales”, según constata el documento consensuado por los grupos, y que es “desproporcionada” en su objetivo de regular las migraciones.

Así pues, el Parlament pide al Gobierno del Estado “el cierre progresivo de los CIE”, pero no solo eso. Entre otras medidas, también insta a adecuar las normas de actuación en repatriaciones “para que no se vulneren los derechos humanos”, a prohibir los controles policiales basados en el perfil étnico de las personas, a acometer reformas en los centros de acuerdo con las resoluciones judiciales –instalar baños en las celdas o garantizar toda asistencia sanitaria–, y a facilitar la entrada en los CIE del Defensor del Pueblo, diputados y entidades de derechos humanos a fin de “monitorizar” su funcionamiento.

Noticia completa.

Cuatro universidades españolas denuncian que en los CIE hay ‘una vulneración masiva de derechos’

eldiario.es, 29/06/2015. Olga R. Sanmartín. Rafael J. Álvarez.

Diputados y senadores visitan el CIE de Zona Franca en Barcelona.

Van cambiando los gobiernos, pero la situación en los centros de internamiento de extranjeros (CIE) no mejora mucho. Estas instalaciones del Ministerio del Interior, donde son recluidos hasta un máximo de 60 días los inmigrantes sin papeles que van a ser expulsados mientras se tramita su deportación, presentan “una vulneración masiva de derechos humanos”.

Lo han dicho durante años las ONG, los organismos internacionales, el Defensor del Pueblo… pero esta contundente afirmación la han realizado esta mañana también los representantes de cuatro campus de renombre: las universidades públicas de Barcelona, Valencia y Valladolid y la privada Universidad Pontificia Comillas (Icade-Icai), que es la que ha coordinado el proyecto.

Las clínicas jurídicas de estos cuatro centros han pasado un año elaborando un informe sobre la Situación actual de los centros de internamiento de extranjeros en España y su adecuación al marco legal vigente. En el trabajo, un total de 37 estudiantes de Derecho supervisados por siete profesores orientadores y otros tantos abogados analizan los CIE de Madrid, Barcelona, Valencia, Las Palmas, Algeciras, Murcia y Fuerteventura desde un punto de vista jurídico.

La conclusión, desarrollada a lo largo de 233 páginas en las que se describen minuciosamente las características de cada uno de los siete CIE, es que “no son muy distintos a los centros penitenciarios”, ha señalado en rueda de prensa Amalia Hernández Sendín, abogada del bufete Garrigues, coordinadora del proyecto y tutora de los estudiantes de ICADE.

Noticia completa.

Ver/Descargar informe.

 

Salas de inadmitidos de Barajas: viajeros retenidos durante días sin sus enseres personales

 

  • A la sala de rechazados van a parar los viajeros a los que no se les permite la entrada en territorio nacional
  • A esta sala no acceden las entidades que defienden los derechos humanos, la asistencia social corre a cargo de AENA
  • “Estamos como presos. No nos dejan tener los teléfonos móviles, nada. Es un abuso”, dice Judith a eldiario.es desde el único teléfono de una de las salas

Despacho de la sala de inadmitidos para las entrevistas a los viajeros / DEFENSOR DEL PUEBLO“El que entra aquí ya no sale”, relata una de las mujeres que coge el teléfono de la sala de inadmitidos de la Terminal 1 del aeropuerto de Barajas y que rechaza dar su nombre. Le pasa el auricular a Judith (nombre ficticio), una joven venezolana que lleva 48 horas en esa estancia, a la espera de subirse al avión con el que pondrá fin de una forma precipitada a las vacaciones que le han durado tres escasos días.

Ella voló sola a Madrid. La capital era solo una parada en su itinerario con destino a Gibraltar. Con este viaje lo que buscaba era reencontrarse con su familia, a la que hacía tres años que no veía. Pero al final no ha sido posible. Un problema con la documentación que le solicitaban para entrar en España no le ha permitido cruzar el control fronterizo. “Por lo visto, la invitación de mi familia no es válida. Ellos tienen el domicilio en Gibraltar, y me han dicho que necesitaba una invitación española”, explica Judith, desanimada al pensar en sus tíos que la esperaban en el aeropuerto, a pocos metros de donde se encontraba, y a quienes no ha podido abrazar. Corrobora lo que ha dicho su compañera de sala, “una vez que entras aquí, solo queda esperar el vuelo de vuelta a casa”.

Después de ser apartada en el control, los agentes le hicieron una entrevista para conocer por qué quería venir a Madrid y le comunicaron que tenía que esperar tres días en la sala de inadmitidos hasta ser expulsada. “Estamos como presos. No nos dejan tener los teléfonos móviles, nada. Esto es un abuso, te tratan como si no tuvieses derechos. Te quitan todo, no puedes salir a respirar aire fresco, estás como en prisión”, denuncia a través del único teléfono que hay en esa estancia de la T1.

Noticia completa.