La UE usa fondos de la lucha contra la pobreza para frenar la llegada de migrantes.

eldiario.es, 23/05/2017

Nutriéndose de fondos europeos de cooperación al desarrollo, la Unión Europea está financiando en  determinados países africanos equipos militares, formación de policías, centros para migrantes repatriados y sistemas para la recogida de datos que garantizarán en Europa el reconocimiento del país de origen, lo que facilitará las expulsiones. Los objetivos: controlar las migraciones desde África, así como fortalecer los Gobiernos del país de origen y de tránsito de las rutas migratorias para frenar a quienes aspiran a cruzar el Mediterráneo.

A poco más de un año de su creación, el Fondo Fiduciario de Emergencia para África –European Emergency Trust Fund for Africa– ha asignado alrededor de 600 millones de euros a esta finalidad. El fondo ha sido criticado por financiar proyectos en Estados con regímenes acusados de crímenes contra la humanidad, como Sudán y Eritrea, así como por utilizar, principalmente, dinero del presupuesto destinado a la lucha contra la pobreza.

Ver/Descargar.

Desplazamientos forzosos hacia las áridas puertas del desierto.

diagonalperiodico.net, Pilar Rodríguez Suárez, Alba Barbé i Serra, 28/07/16 · 8:00

Migrantes subsaharianos son trasladados por la fuerza desde Tánger hacia las ciudades sureñas de Tiznit, Tarudant o Agadir, prácticas derivadas de los nuevos acuerdos de control de fronteras entre la UE y Marruecos. La UE paga 65 euros por cada persona que Marruecos aleja de la frontera.

Este grupo de migrantes subsaharianos vive en Tiznit desde septiembre u octubre de 2015, en un campamento que han organizado alrededor de un antiguo restaurante abandonado. Aún quedan restos de migrantes que moraron anteriormente y a los que el Ayuntamiento de Tiznit les cedió algunas jaimas en las que dormir, pero ya no se han vuelto a repartir más y ahora viven entre colchones y mantas bajo los pórticos del restaurante.

Sobreviven de la solidaridad de los lugareños, de los que no tienen ninguna queja. Algunos trabajan para ellos, por no más de 40 dírhams (cuatro euros) al día en la construcción. Muchos tiene problemas de salud derivados de la falta de salubridad como el “moco de viento”, la “enfermedad del mosquito”, garrapatas, etc. o cortes y/o amputaciones heredadas de los intentos de saltar la valla de Melilla.

Tiene acceso a control médico, pero no tienen dinero para comprar medicamentos. El poco que consiguen es para alimentos –cuando no llegan donaciones solidarias–, para mantenerse en contacto vía teléfono o redes sociales con la familia y para ahorrar un poco que les permita comprar algún día un billete de autobús para volver al norte a intentar llegar a Europa. Éste es el sueño que persiguen desde que salieron de sus casas, muchos de ellos hace entre siete y ocho años. Sin embargo, temen que cuando intenten salir de Tiznit la policía vuelva a requisarles todas sus pertenencias y de nuevo se queden sin lo poco que han reunido con tanto esfuerzo.

Noticia completa.

Guerras de frontera

tni, 04 Julio 2016

border-wars-exec-summ-spanish_0-2

La crisis de refugiados a la que se enfrenta Europa ha causado consternación en los pasillos del poder y ha calentado el debate en las calles. Ha puesto de manifiesto una fractura de todo el proyecto europeo, ya que los Gobiernos no han logrado ponerse de acuerdo ni tan siquiera con el reparto de unos pocos refugiados. En cambio, no han parado de culparse los unos a los otros. Los partidos de extrema derecha han aumentado su popularidad entre las comunidades afectadas por el impacto de la austeridad, culpando de la recesión económica a un chivo expiatorio muy oportuno en vez del poderoso sector bancario. Y los que más están sufriendo son los refugiados, que están huyendo de una terrible situación de violencia y adversidad para terminar atrapados entre fronteras o entre países, y empujados a optar por rutas aún más peligrosas para llegar a zonas seguras.

Sin embargo, hay un grupo de intereses que solo se ha beneficiado de la crisis de los refugiados y, en particular, de la inversión que ha desembolsado la Unión Europea para ‘asegurar’ sus fronteras. Se trata de las compañías de defensa y seguridad que proporcionan el equipo a los guardias fronterizos, la tecnología de vigilancia para monitorizar las fronteras y la infraestructura tecnológica para realizar el seguimiento de los movimientos de población.

Este informe arroja luz sobre esos actores que se están aprovechando de la seguridad fronteriza, analizando quiénes son y qué servicios prestan, cómo influyen en las políticas europeas y se benefician de ellas, y qué fondos reciben de los contribuyentes. El informe muestra que, lejos de ser beneficiarias pasivas de la generosidad europea, estas empresas están fomentando activamente una creciente ‘segurización’ de las fronteras europeas y están dispuestas a proporcionar tecnologías cada vez más severas para ello.

Lo más perverso de todo es que también demuestra que algunos de los beneficiarios de los contratos de seguridad en las fronteras son algunos de los mayores vendedores de armas a la región de Oriente Medio y el Norte de África, alimentando el conflicto que es la causa de muchos de los refugiados. En otras palabras: las compañías que están creando la crisis después se benefician de ella…

Resumen ejecutivo.

Informe completo.

Grecia da el paso que pedía Bruselas para agilizar la expulsión de refugiados a Turquía.

El Parlamento griego cede a las presiones de la UE y cambia la composición de los comités de solicitudes de asilo, que estaban obstaculizando expulsiones a Turquía por considerar que no es un país seguro

“Es un duro golpe a la independencia de los comités. Si perdemos nuestras plazas en ellos, se tramitarán los casos de la forma que quieran los políticos”, valora un miembro independiente de uno de estos órganos.

Recomendado: Cuando los traficantes eran héroes y nos solidarizábamos con los refugiados.

Los parlamentarios griegos votaron este jueves cambiar la composición de los comités de solicitudes de asilo del país, en un intento de desplazar a las responsables que se opusieron con criterios jurídicos a la expulsión de varios sirios seleccionados para la deportación a Turquía. El órgano había puesto en peligro el pacto migratorio entre la UE y Turquía, el acuerdo alcanzado en marzo que pretende que todos los solicitantes de asilo que lleguen a las islas griegas sean detenidos en ese país y deportados.

Tras las presiones de políticos europeos que temen un nuevo incremento de las llegadas a Grecia, los diputados del país han acordado crear nuevos comités formados por dos jueces administrativos y una persona nombrada por la ONU, lo que significa que las autoridades estatales superarán en número a las independientes en los comités.

Un miembro independiente de uno de esos órganos, entrevistado por the Guardian poco antes de la modificación legal, explica que fue un movimiento político diseñado para someter un proceso judicial independiente a los deseos del Gobierno. Hablando De forma anónima, destaca que la modificación es “un duro golpe a la independencia de los comités“. “Pensamos como juristas. Tenemos una visión específica que está basada en el análisis legal. Si perdemos nuestras plazas en los comités, se tramitarán los casos de la forma que quieran los políticos“.

Noticia completa.