La defensa de los derechos humanos frente a proyectos de despojo. Manual

RLS/BMZ/Misereor/Pan por el Mundo, 2015

Desde hace algunos años los pueblos y las comunidades indígenas, afrodescendientes, campesinas y urbanas de México y de toda la región, se encuentran amenazadas por la imposición en sus territorios de proyectos de “desarrollo e infraestructura” o “proyectos a gran escala” —a los que también podemos nombrar como proyectos de despojo—, que vulneran sus derechos.
Dichos proyectos, según el Protocolo de actuación para quienes imparten justicia en casos relacionados con proyectos de desarrollo e infraestructura de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (scjn), son emprendimientos impulsados por empresas y/o el Estado, en zonas rurales o urbanas, con fines comerciales o bajo el argumento del bien común, y suponen la adquisición, disposición, arriendo u ocupación de espacios territoriales, lo que genera un impacto sobre la vida de las personas o comunidades que en ellos habitan, o de las que ellos dependen, y una posible afectación sobre sus derechos humanos.
Y se refieren principalmente —aunque no exclusivamente— a la industria minera u otra industria extractiva (gas, incluso el de esquisto o shale obtenido a través de fractura hidráulica, y petróleo), a la construcción de presas (ya sea hidroeléctricas o para el almacenamiento de agua), trasvases hídricos, autopistas y vías urbanas, grandes proyectos inmobiliarios (edificios, unidades habitacionales, centros comerciales), proyectos turísticos, escaleras náuticas, aeropuertos, rellenos sanitarios, centros para el manejo de residuos tóxicos, compra o alquiler masivo de tierras, transgénicos, corredores industriales, plantas de generación de energía geotérmica, nuclear o proyectos eólicos.
Los pueblos atraviesan por un periodo histórico de despojo de sus territorios que no tiene punto de comparación con otros procesos de explotación de la naturaleza que se enfocaban principalmente en la extracción de minerales y petróleo.

Ver/Descargar.

Protocolo de Actuación para quienes imparten justicia en casos  relacionados con proyectos de desarrollo e infraestructura

Manual de capacitación para fortalecer la capacidad de acción de las comunidades afectadas por los proyectos de inversión

FIDH, 16/03/2016

cobhra_manual_de_capacitacion_-_espanolA pesar de que en la última década se han dado pasos importantes hacia el establecimiento de la responsabilidad corporativa y el respeto de los derechos humanos de las comunidades, defensores de derechos ambientales y de la tierra siguen siendo asesinados cada semana, ataques han sido documentados en todos los continentes y hay una creciente tendencia a la criminalización de quienes protestan para proteger sus derechos de cara a las inversiones a gran escala.

Oxfam y la FIDH han desarrollado un manual de capacitación dirigido a organizaciones comunitarias locales, ONGs y organizaciones de apoyo para mejorar el conocimiento y el uso de Todo Derecho, una poderosa herramienta que ayuda a fortalecer la acción de las comunidades a la vanguardia de los proyectos de inversión. La publicación del manual de capacitación es un llamado a las ONGs para que hagan uso de esta herramienta, así como un llamamiento a los Estados y las empresas para que le den voz a los más afectados por los proyectos de inversión, comenzando por asegurar su participación directa en los procesos de evaluación.

Ver/Descargar.

Manual de protección para comunidades rurales y defensores de derechos humanos.

El extractivismo es una forma de organizar la economía basada en la explotación de los bienes naturales que lleva a una reprimarización de las economías. Es un retorno a la explotación de materias primas como sustento de la economía nacional. Implica la reorganización de la política, las leyes, la cultura y hasta los imaginarios sociales (la forma como nos vemos y vemos a los demás) de tal manera que estos cambios terminan por favorecer a las actividades extractivas. El extractivismo en América Latina se ve reflejado en un incremento de la explotación de los bienes mineroenergéticos y las agroindustrias. Los gobiernos de la región que profesan el neoliberalismo, se apoyan en gran parte sobre la lógica extractivista para beneficiar a su pequeña élite y en detrimento de las condiciones de vida de las mayorías. Sin embargo, aunque parezca sorprendente, los llamados gobiernos progresistas de Bolivia, Ecuador y Venezuela también han construido sus economías nacionales alrededor de la lógica extractiva, con el fin de incrementar sus recursos públicos para la inversión social.

El modelo económico del extractivismo tiene graves implicaciones para las comunidades que habitan en las zonas donde se desarrolla, como también sobre el ambiente que es transformado y destruido en los procesos de exploración y explotación.

Nos oponemos a la minería en nuestro territorio. La minería ancestral no existe para nosotros. Aprendimos hacer minería de los españoles, pero no era nuestra tradición, ni para acumular, ni para la riqueza. El oro y el petróleo no son riquezas, son la sangre de la madre tierra, es la vida que corre. Es parte de un sistema respiratorio y nuestros mayores defendían esos espacios. Hay espíritus por debajo de la tierra que la defienden. Ahora por la actividad minera, la vida está en peligro de extinción. El agua tiene vida, la piedra tiene vida, la madre tierra nos habla, pero no la escuchamos.
Palabras del pueblo Misak durante la escuela para la defensa del territorio Adelinda Goméz

Ver/Descargar.

Cómo evaluar las actividades de capacitación en derechos humanos. Manual para educadores en derechos humanos

EvaluationHandbookPT18_spLa comunidad internacional viene promoviendo con creciente empeño la labor de educación y capacitación en derechos humanos, a través de iniciativas como el Programa Mundial para la educación en derechos humanos (2005-en curso) y el proyecto de Declaración de las Naciones Unidas sobre educación y formación en materia de derechos humanos, encaminadas hacia el logro de fines tan loables como prevenir las violaciones de derechos humanos y los conflictos violentos, fomentar la igualdad y el desarrollo sostenible y potenciar la participación ciudadana en la toma de decisiones en los sistemas democráticos.
Sin embargo, la educación en derechos humanos sólo puede contribuir a la consecución de estos nobles objetivos si se fundamenta en una sólida metodología y es totalmente pertinente para el público hacia el cual va dirigida, teniendo así un verdadero impacto de potenciación y concienciación. Para lograr y medir este impacto en los educandos y sus comunidades, se requiere emplear enfoques de evaluación en todas las etapas del proceso de educación y formación, el cual abarca el diseño, la implementación y el seguimiento.
Para hacer frente a este desafío, mi Oficina aunó esfuerzos con Equitas – Centro Internacional para la Educación en Derechos Humanos, para elaborar el presente Manual, cuya finalidad es apoyar la evaluación rigurosa, sistemática y constante de las actividades de educación en derechos humanos para educandos adultos en una multiplicidad de contextos. El Manual se suma a las investigaciones y a la praxis existentes en materia de evaluación educativa y proporciona a los educadores en derechos humanos los conocimientos fundamentales para la evaluación, guiándoles paso a paso con ejemplos, herramientas y técnicas que se amoldan a distintos entornos.
Como guía práctica para educadores en derechos humanos que deseen mejorar su labor, así como medir y documentar su eficacia, confío en que este Manual cultivará y alimentará el poder transformador de la educación en derechos humanos: del conflicto a la paz; de las violaciones de derechos humanos a las reparaciones; del abuso a la dignidad y de la discriminación al respeto, la igualdad y la justicia social. Por todo ello, recomiendo su más amplia difusión y uso práctico por parte de todos aquellos que quieran aportar su grano de arena a través de la educación y la capacitación en derechos humanos.

Ver/Descargar.

Manual de Protección para Personas en Riesgo.

manualdeproteccic3b3n_mwchr.pdfPara defensoras y defensores de derechos humanos, periodistas y cualquier persona agredida o amenazada por razones del bien colectivo:

Con gusto les compartimos este manual de protección que es producto de una serie de talleres realizados en la primavera de 2015 con el apoyo de Freedom House y Protection International, donde participaron cerca de 50 personas defensoras de derechos humanos y periodistas, amenazadas o agredidas; indígenas, mujeres, abogados, ecologistas y activistas LGBTI, reporteros freelance, fotógrafos, radialistas y blogueros; de zonas rurales y urbanas del sur, norte y centro de México; algunas de ellas beneficiarias del Mecanismo Gubernamental de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, otras no.

Metodológicamente nos animó la reflexión de buenas prácticas en medidas de protección para ofrecer una herramienta con la que las personas agredidas/amenazadas puedan diseñar planes de protección, mas allá del análisis de riesgo. Políticamente nos animó priorizar la acción colectiva y el fortalecimiento de redes y cortar las dependencias de los “expertos” gubernamentales o privados.

Es una primera versión que seguramente es mejorable, así que los comentarios serán todos bienvenidos. Su difusión a quien lo necesite también se agradece.

No está demás decir que en la medida de la disponibilidad de los recursos, ofrecemos impartir el taller que dio fruto a este manual y que pretende instalar capacidades para el análisis y monitoreo del riesgo, y el diseño y seguimiento de planes de protección para personas y colectivos en riesgo

Esperando sinceramente que sea de utilidad.

Ver/Descargar.