“Tras la Frontera”

“Tras la Frontera” es un informe que pretende atravesar el mar, los muros y las vallas para tratar de acercarse a la realidad de la ciudadanía migrante y su imperante necesidad de reparación y justicia. Aquella ciudadanía que sufre y cuestiona lo más profundo de nuestro sistema. Espera de este informe escuchar la voz de las personas migrantes, descubrir los discursos construidos por la población en movimiento y que son silenciados por los relatos oficiales. Espera encontrar la realidad diaria que sucede tras la construcción política que supone la frontera. Descubrirás en este informe el impacto directo de la macropolítica fronteriza sobre los cuerpos y las vidas de las personas migrantes. Lo que se traduce en dolores, pero también en solidaridades, en resistencias, en estrategias de lucha.

Ver/Descargar.

Desplazamientos forzosos hacia las áridas puertas del desierto.

diagonalperiodico.net, Pilar Rodríguez Suárez, Alba Barbé i Serra, 28/07/16 · 8:00

Migrantes subsaharianos son trasladados por la fuerza desde Tánger hacia las ciudades sureñas de Tiznit, Tarudant o Agadir, prácticas derivadas de los nuevos acuerdos de control de fronteras entre la UE y Marruecos. La UE paga 65 euros por cada persona que Marruecos aleja de la frontera.

Este grupo de migrantes subsaharianos vive en Tiznit desde septiembre u octubre de 2015, en un campamento que han organizado alrededor de un antiguo restaurante abandonado. Aún quedan restos de migrantes que moraron anteriormente y a los que el Ayuntamiento de Tiznit les cedió algunas jaimas en las que dormir, pero ya no se han vuelto a repartir más y ahora viven entre colchones y mantas bajo los pórticos del restaurante.

Sobreviven de la solidaridad de los lugareños, de los que no tienen ninguna queja. Algunos trabajan para ellos, por no más de 40 dírhams (cuatro euros) al día en la construcción. Muchos tiene problemas de salud derivados de la falta de salubridad como el “moco de viento”, la “enfermedad del mosquito”, garrapatas, etc. o cortes y/o amputaciones heredadas de los intentos de saltar la valla de Melilla.

Tiene acceso a control médico, pero no tienen dinero para comprar medicamentos. El poco que consiguen es para alimentos –cuando no llegan donaciones solidarias–, para mantenerse en contacto vía teléfono o redes sociales con la familia y para ahorrar un poco que les permita comprar algún día un billete de autobús para volver al norte a intentar llegar a Europa. Éste es el sueño que persiguen desde que salieron de sus casas, muchos de ellos hace entre siete y ocho años. Sin embargo, temen que cuando intenten salir de Tiznit la policía vuelva a requisarles todas sus pertenencias y de nuevo se queden sin lo poco que han reunido con tanto esfuerzo.

Noticia completa.

El Gobierno marroquí emprende una campaña de persecución y acoso a la migración irregular enmarcada en la lógica de externalización de fronteras de la Unión Europea

Comunicado Frontera SurMenos de 24 horas tardó el Gobierno marroquí en hacer efectiva la amenaza que hacía en rueda de prensa el pasado lunes 9 de febrero de desmantelar los campamentos de personas migrantes cercanos a las ciudades de Ceuta y Melilla.

A las 5h de la madrugada del martes 10 de febrero, antidisturbios de las Fuerzas de Seguridad Auxiliares (FSA), más conocidas como ‘alis’, comenzaron una macro redada en el campamento de migrantes del Gurugú, situado en las proximidades de la valla de Melilla. El resultado; decenas de personas heridas y cientos de deportadas.

El operativo policial se ha producido menos de un día después de que el Ministro delegado de interior marroquí , Chokri Drais, anunciase el inminente desmantelamiento de los campamentos de migrantes cercanos a Ceuta y Melilla. Según Drais, este anuncio sería la primera medida del ejecutivo como consecuencia de la finalización del proceso de regularización de migrantes que hace un año puso en marcha el Gobierno marroquí. A la vez, el responsable de interior marroquí afirmaba que “los migrantes causan daños y destrozan los bosques”.

Por su parte el Gobierno español a través del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, declaró su negativa a “inmiscuirse” en la política interior de Marruecos para no perjudicar las “magnificas” relaciones bilaterales entre ambos países.

Comunicado completo.

Marruecos desaloja a los inmigrantes del monte próximo a Melilla: “Lo han quemado todo”

Actualización 13/02/2015: Marruecos quema más campamentos cercanos a Melilla para alejar a los inmigrantes de la frontera.

Actualización 11/02/2015: Las ONG marroquíes temen la deportación de 1.200 inmigrantes desalojados del monte Gurugú

eldiario.es, 10/02/2015. /

La comida y los zapatos de un grupo de inmigrantes son quemados como castigo por permanecer en el Gurugú  / J.B.A.Después del anuncio lanzado este lunes por el Gobierno de Marruecos, las fuerzas auxiliares marroquíes comenzaron a desalojar los campamentos levantados en el monte Gurugú, próximo a la frontera de Melilla. Franck es una de las personas cuyas pertenencias han quedado calcinadas tras la redada de los gendarmes en plena noche. Tras ser arrestado junto a cientos de personas, viaja en un autobús con 50 personas, pero no saben dónde van. “Lo han quemado todo. Nosotros no podíamos hacer nada”, explicó este martes en conversación telefónica con eldiario.es. Los detenidos han pasado toda la noche retenidos en los vehículos, con diferentes direcciones y destinos desconocidos.

La policía marroquí irrumpió en el campamento de Franck (nombre ficticio) la madrugada del martes y después de quemar todo los objetos que compartía con sus compañeros, los metieron en varios autobuses sin decirles su destino, según cuenta el joven de 21 años, nacido en Costa de Marfil. “Han llegado muchos, muchos policías hoy y lo han quemado todo. Todo. Nosotros no podíamos hacer nada. Nos han pegado, hay gente que está muy mal”, cuenta en conversación telefónica con eldiario.es desde uno de los vehículos.

Emmanuel (nombre ficticio) también estaba allí. Este camerunés de 29 años habla desde el monte Gurugú: “Yo me escondí, huí”. Dice que apenas algunos compañeros pudieron escaburllise, “no muchos”, y que muchas personas “de diferentes nacionalidades” fueron detenidas y metidas en varios autobuses. “Han destrozado muchos campamentos, lo de hoy no ha sido normal”, añade.

Noticia completa.

España, Marruecos y Alemania rinden homenaje a las víctimas del Tarajal

  • Berlín, Tánger y Madrid, entre otras ciudades, recordarán a las 15 personas que murieron el pasado 6 de febrero en la frontera de Ceuta, en un intento de entrada a España.
  • La Guardia Civil lanzó material antidisturbios en la zona donde fallecieron los subsaharianos, según se aprecia en las imágenes oficiales.

Cartel mani TarajalLos actos internacionales se suman a varias citas en España que pretenden que los hechos del 6 de febrero no queden enterrados en una larga lista de muertes en las fronteras. Los hechos, además, requirieron de la presión de la prensa y de las organizaciones sociales para salir a la luz porque  las versiones oficiales acumularon una mentira tras otra hasta admitir que los agentes españoles habían lanzado material antidisturbios para frenar la entrada y que habían devuelto a 23 personas sin las garantías legales que exigen las leyes nacionales e internacionales.

“Estas muertes no son más importantes que otras, pero son emblemáticas para recordar las preocupaciones de las organizaciones sociales sobre una política migratoria que prima el control de fronteras sobre los derechos de las personas”, apunta María Serrano, responsable de Relaciones Institucionales y Política Interior de Amnistía Internacional (AI).

La organización coordina junto a la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), un acto para el viernes 6 a las 10.30 horas de la mañana en el Templo de Debod (Madrid) en el que colocarán 15 flores en una concertina en recuerdo de las personas que murieron hace un año. Después, ambas entidades entregarán en el Senado casi 100.000 firmas recogidas en las campañas  #PortazoAlGobierno y estohayquecortarlo.org, en contra de la legalización de las ‘devoluciones en caliente’ que pretende aprobar el Gobierno a través de la Ley de Seguridad Ciudadana y que espera la luz verde de la cámara alta.

Desde CEAR se ha difundido también la convocatoria de actos de protesta en diversas ciudades, como Bilbao, Tánger, Gijón, Barcelona, Lugo y Valencia frente a las delegaciones o subdelegaciones del Gobierno durante el viernes y el sábado.

Noticia completa.