CIDH expresa preocupación por la violencia generalizada contra personas LGBTI y la falta de recopilación de datos por parte de Estados Miembros de la OEA

CIDH, 17 de diciembre de 2014

violenciaLGBTI-esWashington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) continúa monitoreando la situación de violencia contra personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersex (LGBTI) en América. En ese marco, la Comisión ha documentado asesinatos y otros actos de violencia grave contra personas LGBT durante un período de quince meses (entre el 1° de enero de 2013 y el 31 de marzo de 2014) y ha publicado un Anexo al presente comunicado que contiene un análisis de dicha información. A través del Registro de Violencia, la Comisión observó que, durante dicho período, al menos 594 personas que eran LGBT o eran percibidas como tales fueron asesinadas y que al menos 176 fueron víctimas de graves ataques contra su integridad física supuestamente relacionados con su orientación sexual o su identidad o expresión de género en 25 Estados Miembros de la OEA.

La CIDH observa que la mayoría de los Estados Miembros de la OEA no recopilan datos sobre la violencia contra personas LGBT. En ese contexto, excepto por unas pocas fuentes estatales, la CIDH debió llenar este vacío recurriendo a fuentes complementarias, tales como la cobertura periodística en medios de comunicación e informes de organizaciones de la sociedad civil. El Registro de Violencia no es exhaustivo pero revela diversas formas de violencia generalizada que sufren las personas LGBT en América. La CIDH observa la dificultad para determinar la orientación sexual o la identidad de género de las víctimas, particularmente en lo que se refiere a los asesinatos. Las fuentes de información, y en especial las fuentes periodísticas, rara vez tienen en cuenta la auto identificación de las víctimas al informar sobre estos delitos. De hecho, las personas LGBT que son víctimas de violencia suelen ser presentadas por los medios de comunicación en términos carentes de sensibilidad. En ese sentido, la CIDH observa que los códigos voluntarios de conducta profesional de los medios de comunicación y los periodistas pueden desempeñar un papel fundamental en la lucha contra la discriminación y en el fomento de principios de igualdad.

Comunicado completo.

Segundo Informe sobre la situación de las defensoras y los defensores de Derechos Humanos en Las Américas

COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
OEA/Ser.L/V/II. Doc. 66, 31 diciembre 2011
Original: Español
… No obstPáginas desdedefensores2011ante los anteriores esfuerzos, persisten los obstáculos señalados en el informe de 2006. Inclusive, en algunos casos se han intensificado durante el período de seguimiento. Continúan los asesinatos, agresiones, desapariciones forzadas, amenazas, seguimientos y allanamientos, así como los señalamientos por parte de altas autoridades que desprestigian y estigmatizan la labor de defensa de los derechos humanos. Además, la Comisión ha notado una creciente sofisticación en los mecanismos destinados a impedir, obstaculizar o desmotivar la labor de defensa y promoción de los derechos humanos, reflejado en la iniciación de acciones penales sin fundamento, en la restricción de fuentes de financiamiento a las organizaciones y en la ausencia de mecanismos adecuados y efectivos para su protección.
… En virtud de la gran cantidad de información proporcionada por la sociedad civil en relación a ataques y hostigamientos en contra de defensoras y defensores, al igual que el informe de 2006, el presente informe sólo hace referencia a las características y tendencias que ha podido identificar la Comisión y sólo se hace referencia a algunas situaciones concretas a manera de ejemplo, sin que la información de carácter fáctico contenida en el mismo pretenda ser exhaustiva o abarque todos los eventos sobre los cuales tuvo conocimiento la Comisión durante el período de seguimiento. La CIDH considera que las tendencias identificadas a través de los ejemplos, pueden servir de referencia a los Estados y a la sociedad civil sobre los patrones de obstaculización más graves cometidos en contra de defensoras y defensores de derechos humanos, con el objeto de impulsar reformas normativas, así como el diseño y la ejecución de políticas públicas para garantizar el ejercicio de la defensa y promoción de los derechos humanos.

Derechos humanos de los migrantes y otras personas en el contexto de la movilidad humana en México

COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
EA/Ser.L/V/II. Doc. 48/1330 de diciembre 2013
Original: Español ISBN 978-0-8270-6120-0

En la actualidad México se caracteriza por ser un país de origen,tránsito, destino y, cada vez con mayor intensidad, de retorno demigrantes. La dimensión que tienen estos fenómenos hacen que Méxicosea, dentro del continente  americano, el país que refleja de forma másclara el carácter pluridimensional de la migración internacional.
Páginas desdeInforme-Migrantes-Mexico-2013Entré a México por Tenosique a mediados de abril de este año. El 16 de abril me fui en combi hasta Palenque, donde me monté al tren. No iban muchos conmigo, como 15 migrantes. Llegamos hasta Tierra Blanca, donde tomamos otro tren, y en el último túnel después de Orizaba fuimos asaltados arriba del tren. Los asaltantesi ban vestidos de azul con escopeta, uno llevaba un puñal. Arriba del tren íbamos más de 20 migrantes. Más adelante nos dijeron que los que nos asaltaron fueron los que cuidan el tren […] En Apizaco, ya íbamos en el tren como 200 personas, desde abajo del tren 4 personas empezaron a disparar contra el tren y decían que era un registro. El tren iba despacio, todo el mundo se desperdigó. Ya abajo los cuatro que estaban armados nos rodearon como a 17 de migrantes y nos metieron en una camioneta negra, era como la 1 de la mañana. De ahí nos llevaron a San Luis Potosí, donde nos llevaron a una casa cerrada dentro de la ciudad. Yo me di cuenta de que era en la ciudad porque se escuchaba el ruido de los carros […] Allí estuvimos secuestrados los 17 por tres días. Nos pidieron de rescate 7000 dólares por cada uno. A todos nos obligaron a darles los teléfonos de nuestras familias. Nos decían que si no mandaban el dinero nos mataban. Mi papá mandó el dinero, después de eso me fueron a dejar fuera de la ciudad. De allí me fui en tren para Huehuetoca [Estado de México]. Allí me entregué a Migración, les quise explicar lo que le había sucedido, pero ni siquiera me dieron opción. Me dijeron que así como había entrado a México así me regresara. En Lechería también intenté entregarme pero me dijeron lo mismo. Usted no sabe lo que es esto, he llorado todo el camino, estoy arrepentido de haber venido. Yo solo quiero regresar a mi país.