Honduras. Los defensores y defensoras de derechos humanos entre la espada y la pared

OMCT/FIDH, diciembre 2016
paginas-desdeinforme_hondurasLa difícil situación de los defensores y las defensoras de los derechos humanos en Honduras ha recibido una gran atención internacional durante el año 2016 como consecuencia del asesinato de Berta Cáceres, defensora beneficiaria de medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El crimen, sin embargo, es sólo la punta del iceberg en un contexto de altísimos niveles de violencia contra las personas defensoras en el país centroamericano como se expone a lo largo del informe con una extensa descripción de asesinatos, amenazas y otro tipo de ataques en contra de defensores y defensoras de derechos humanos en Honduras.
En contraste con la impunidad en la que quedan las agresiones en contra de los/as defensores/as debido a la ineficacia de la fiscalía y el poder judicial hondureños y a la falta de investigaciones efectivas por su parte, destacan los numerosos procesos de criminalización de personas defensoras y el nivel de diligencia que el sistema judicial emplea para que los procesos en su contra avancen.
En este contexto de grave crisis para la defensa de los derechos humanos en Honduras, en agosto de 2016, el Relator de Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de derechos humanos, Michel Forst, y el Relator sobre Defensoras y Defensores de Derechos Humanos en la CIDH, José de Jesús Orozco, afirmaron que Honduras se ha convertido en uno de los países más peligrosos del mundo para los defensores de derechos humanos.

Ver/Descargar.

Violaciones del derecho de las ONG a la financiación: del hostigamiento a la criminalización

EL OBSERVATORIO PARA LA PROTECCIÓN DE LOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS (OMCT / FIDH)

INFORME ANUAL 2013

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos centra su atención en un nuevo impedimento al trabajo de los defensores de derechos humanos. Los gobiernos incrementan las restricciones al acceso a la financiación, y, en particular, a la financiación extranjera, con la intención principal de silenciar a los defensores de derechos humanos. Este obstáculo, que está afectando a un número cada vez mayor de defensores de las libertades fundamentales en todo el mundo, no solo viola las normas de derechos humanos reconocidas de manera universal, sino que también supone un serio golpe a los esfuerzos de la sociedad civil para promover y proteger los derechos humanos asegurando que la voz de las víctimas de violaciones de derechos humanos sea escuchada.

El Informe Anual 2013 del Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), realiza un análisis global de las violaciones del derecho de las ONG a la financiación a través de diversas restricciones impuestas por los Estados. El Informe ofrece así un panorama detallado de esta problemática, aún poco estudiada. Este análisis se encuentra ilustrado con ejemplos de casos concretos de 35 países.

Descargar informe.