Violaciones del derecho de las ONG a la financiación: del hostigamiento a la criminalización

EL OBSERVATORIO PARA LA PROTECCIÓN DE LOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS (OMCT / FIDH)

INFORME ANUAL 2013

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos centra su atención en un nuevo impedimento al trabajo de los defensores de derechos humanos. Los gobiernos incrementan las restricciones al acceso a la financiación, y, en particular, a la financiación extranjera, con la intención principal de silenciar a los defensores de derechos humanos. Este obstáculo, que está afectando a un número cada vez mayor de defensores de las libertades fundamentales en todo el mundo, no solo viola las normas de derechos humanos reconocidas de manera universal, sino que también supone un serio golpe a los esfuerzos de la sociedad civil para promover y proteger los derechos humanos asegurando que la voz de las víctimas de violaciones de derechos humanos sea escuchada.

El Informe Anual 2013 del Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), realiza un análisis global de las violaciones del derecho de las ONG a la financiación a través de diversas restricciones impuestas por los Estados. El Informe ofrece así un panorama detallado de esta problemática, aún poco estudiada. Este análisis se encuentra ilustrado con ejemplos de casos concretos de 35 países.

Descargar informe.

 

 

Tejidos de protección

Esta publicación sobre lecciones aprendidas y buenas prácticas en seguridad y protección recoge las voces de los defensores y defensoras de derechos humanos. Habla de sus trabajos y de sus riesgos. De las principales herramientas y estrategias utilizadas en la defensa de los derechos humanos. Por lo tanto, da cuenta de un conjunto de prácticas que han arrojado buenos resultados en cuanto a asegurar espacios de trabajo y velar por la integridad de las personas de las organizaciones de derechos humanos y organizaciones sociales.

Estas prácticas fortalecen el reconocimiento y la legitimidad de las acciones en defensa de los derechos humanos. También abonan el terreno para la transformación de prácticas cotidianas y posicionan los derechos humanos en un lugar digno y activo para la resistencia, sin abandonar la búsqueda de cambios estructurales en la esfera de lo político.

El balance realizado nos permite afirmar como punto de partida que existe un acumulado de experiencias que merece la pena ser sistematizado y compartido.

Descargar documento