Agresiones contra defensoras de derechos humanos en Mexico. Diagnóstico nacional.

Red Nacional de Defensoras de DDHH en México (RNDDHM), marzo 2017

Ante la ausencia de estadística oficial sobre las agresiones que vivimos las mujeres defensoras de derechos humanos y periodistas en México como consecuencia de nuestra labor, la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM), conjuntamente con la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras), documentamos estas violencias.

[…]

El objetivo primordial de Agresiones contra defensoras de derechos humanos en México. Diagnóstico Nacional es presentar los datos que derivan de nuestra labor de documentación para el periodo 2012-2014, así como los hallazgos que resultan del cruce de éstos. Si bien, contamos con información más actual, aún se encuentran en proceso de verificación, por lo que próximamente será difundida.

Las agresiones más recurrentes contra defensoras

Aunque la intimidación y el hostigamientos psicológicos, seguidos de calumnias, señalamientos y campañas de desprestigio, destacan entre las agresiones más recurrentes contra las defensoras, los asesinatos son una constante. Nuestro registro revela que, de 2010 a la fecha, 41 defensoras de derechos humanos fueron ejecutadas, crímenes que permanecen en la impunidad.

Las defensoras más agredidas

Respecto de las defensoras más agredidas, identificamos que se trata de quienes defienden el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias; los derechos de información y libertad de expresión; y las defensoras de la tierra, el territorio y los recursos naturales.

Ver/Descargar.

En terreno peligroso

Global Witnes, junio 2016

Nos amenazan, vilipendian y asesinan por enfrentarnos a las empresas mineras que operan en nuestra tierra y a los paramilitares que las protegen», comentó . Mi padre, mi abuelo y mi maestro fueron solo tres de un número incontable de víctimas. Conocemos a los asesinos; campan a sus anchas por nuestra comunidad. Estamos muriendo y nuestro Gobierno no hace nada para ayudarnos.” – Michelle Campos

En 2015 más de tres personas a la semana murieron asesinadas por defender su tierra, sus bosques y sus ríos frente a industrias destructivas.  En el informe En terreno peligroso, se documentan 185 muertes que se sabe que acaecieron el año pasado por todo el mundo, una cifra que supone, con mucho, la cifra anual de víctimas mortales más alta jamás registrada, y que representa más del doble del número de periodistas asesinados el año pasado.

El medio ambiente empieza a convertirse en un nuevo campo de batalla para los derechos humanos. Con la continua demanda de productos como minerales, madera y aceite de palma, gobiernos, empresas y bandas de delincuentes están apropiándose de tierra haciendo caso omiso de la gente que en ella vive.

En 2015 los países más mortíferos para los activistas de la tierra y el medio ambiente fueron Brasil, con 50 muertes, y Filipinas, con 33, que representan cifras nunca vistas en estos países, seguidos de Colombia (con 26 muertes), Perú (12), Nicaragua (12) y la República Democrática del Congo (11). Entre las principales causas de estos asesinatos se encontraban la minería (en 42 casos), la agroindustria (20), la tala (15) y los proyectos hidroeléctricos (15).

Ver/Descargar

Manual para prevenir la criminalización de los defensores del derecho a la tierra y el territorio.

Pensamiento y Acción Social (PAS) y Protection International (PI) publican el manual para prevenir la criminalización de los defensores del derecho a la tierra y el territorio. Este texto ofrece elementos prácticos y de reflexión para los defensores rurales y sus comunidades, sobre cómo la estigmatización, criminalización y judicialización son utilizadas para desestabilizar y debilitar sus procesos organizativos de defensa de derechos, caracterizándose como una estrategia más para consolidar el despojo de sus tierras.

Los defensores se enfrentan a diferentes tipos de riesgos y agresiones. Quienes se oponen a su trabajo, buscan inmovilizarlos, atemorizarlos, detener sus procesos de defensa de la tierra y, así, consolidar sus proyectos.

Por lo anterior, se espera que el manual sirva como una herramienta de fortalecimiento de la labor de los defensores rurales, que continúan resistiendo pacíficamente y luchando por la defensa legítima de sus derechos y su permanencia en el territorio.

Ver/Descargar.

Marta, la de la Lopez. Así aprendí, así desaprendí.

El libro “Marta, la de la Lopez. Así aprendí, así desaprendí”, escrito por Virginia Marta Velázquez y Melissa Cardoza y editado por la Red Nacional de Defensoras, narra la historia de lucha de una mujer, Marta Velàzquez, feminista y defensora de derechos humanos, con el objetivo de, en palabras de la propia Marta: “escucharnos, recuperar nuestra palabra, reconocernos y reconocer en otras el fantástico poder de transformar el mundo”. Y recuperar las palabras, nos dice Yéssica Trinidad, coordinadora de la Red Nacional de Defensoras, en el prólogo: “pasa por contar lo que muchas mujeres defensoras hacen en sus territorios, no solo en los momentos de las alertas y crisis, sino contar la historia desde la mirada de las mujeres, nombrar a esas que han caminado antes y junto a nosotras y que lo siguen haciendo”.

Ver/Descargar.

La última marcha de las FARC

Durante sus 18 años como miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Germán se acostumbró a caminar por la selva durante días y a subir montañas cargando una pesada mochila, con un AK-47 cruzándole el pecho.

Pero esta semana, mientras él y miles de combatientes se preparan para hacer el viaje final de una guerra de 52 años de duración, este curtido guerrillero se ve embargado por la expectativa y la inquietud. “La batalla a la que nos enfrentamos ahora es bien distinta”, dice Germán, de 34 años y exmiembro de un experimentado comando de seguridad de las F ARC.

En un campamento provisional del grupo guerrillero, cerca de uno de los sitios de desmovilización, Mauricio Jaramillo, excomandante del poderoso Bloque Oriental de las FARC, le da un breve informe de situación antes del amanecer a los 190 rebeldes apostados allí.  “Empiecen a empacar sus cosas”, dice a las tropas dentro de una enorme tienda abierta que sirve de aula, salón de reuniones y sala para ver televisión. “Nos estamos preparando para nuestra última marcha”, afirma.

Ver noticia completa.